Guadalajara, Jalisco.-El alcalde de El Salto, Ricardo Santillán, minimizó la ejecución de un comandante de la policía municipal al decir que la violencia se ha generalizado en toda el área metropolitana y no sólo en su municipio.

“El problema de la inseguridad es algo que se ha venido presentando en toda el área metropolitana de Guadalajara, y lamentablemente el municipio de El Salto no ha sido la excepción”, señaló en entrevista con medios de comunicación, previo a la toma de protesta de Enrique Alfaro como gobernador de Jalisco.

Santillán reconoció que la fuerza policíaca municipal se ha visto mermada y actualmente cuenta con pocos elementos, toda vez que desde el 1 de octubre, fecha en que tomó posesión de su cargo, al menos 90 elementos desertaron o fueron despedidos por tener procesos penales abiertos en su contra.

Recalcó que actualmente la fuerza policíaca sólo cuenta con 14 patrullas para dar cobertura a más de 100 colonias que integran el municipio.

Por otra parte descartó que el comandante asesinado en la víspera hubiera tenido amenazas de muerte previas, tal como se había especulado con la difusión de un audio en el cual podía escucharse las amenazas que un supuesto miembro del crimen organizado hacía profería a elemento de El Salto.

Sobre el material auditivo se limitó a señalar que el área de inteligencia de la Fiscalía se encuentra analizándolo.

Asimismo señaló que el comisario municipal de El Salto, Alfonso Gutiérrez, hubiera sufrido un atentado, tal como se difundió.

El edil sostuvo una reunión con Alfaro, el nuevo gabinete de seguridad estatal, y demás alcaldes de la metrópoli, en la cual se abordó la inseguridad por la cual traviesa el estado; aunque los detalles no han sido difundidos.

Comentarios