El gobernador electo, Enrique Alfaro Ramírez por medio de sus redes sociales destapó fallas y cuestionó en cinco preguntas al presidente de la república, Enrique Peña Nieto sobre el adecuado funcionamiento de la línea 3 del Tren Ligero. 

El pasado 22 de octubre, durante el marco de México Cumbre de Negocios que se realizó en esta ciudad, el mandatario federal anunció que antes de que concluya su administración el próximo 30 de noviembre, vendría para entregar en operación “todavía en etapa de pruebas”, la línea 3. 

En ese sentido, Enrique Alfaro preguntó a Peña Nieto si ¿está enterado que la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT) “le notificó a las empresas constructoras de la Línea 3 del Tren Eléctrico que los neoprenos instalados (que sirven como amortiguadores que evitan las vibraciones entre columnas y trabes) fallaron y tendrán que ser reemplazados por unos nuevos?”. 

También le preguntó a Peña que si sabe que ¿esto implicaría levantar “de nuevo las trabes (desarmando las vías y la red eléctrica que ya están instaladas) para poder corregir el error cometido en los estudios de laboratorio hechos por” la SCT?. 

Otras dudas que le planteó Enrique Alfaro al presidente es cuánto costaría resolver ese problema, el tiempo que llevaría y si “hay garantías de que esto no pondrá en riesgo a los usuarios de la Línea 3”, y si no habría nuevas fallas técnicas que impidan poner en marcha el servicio. 

La última pregunta que le hizo es si “¿la empresa Neoprenos Moldeados S.A de C.V no es la misma que suministró los neoprenos del Tren México-Toluca?” 

Remató el gobernador electo al comentar que “me parece un engaño al pueblo de Jalisco venir a entregar una obra como “terminada”, sabiendo que lo que van a dejar es un problema para los próximos gobiernos federal y estatal, entrantes”. 

En 2014, el costo de la línea 3 del Tren ligero se calculó en 17 mil 692 millones de pesos, ahora según el proyecto de inversión de la Secretaría de Hacienda sería de 29 mil 288 millones 61 mil 927 pesos.

Comentarios