Guadalajara, Jalisco.-Luego de que el El Universal difundiera esta mañana información sobre un supuesto plagio en la iniciativa que el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, presentó para la conformación de un Congreso Constituyente que redacte una nueva Constitución local, el gobierno del estado aseguró que “esto es falso”, toda vez que la persona presuntamente plagiada colaboró con la administración jalisciense.

El supuesto plagio corresponde a la fundamentación teórica de la iniciativa que Alfaro Ramírez presentó ayer por la tarde al Congreso local, ya que ésta pertenece a la tesis doctoral “Rendición de Cuentas y Derechos Humanos. Apuntes para un modelo teórico”presentada en diciembre de 2015 por Gerardo Ballesteros de León en el marco del programa Estudios Avanzados en Derechos Humanos del Instituto Bartolomé de las Casas, en la Universidad Carlos III de Madrid.

Ante la revelación de El Universal, el gobierno de Jalisco aseguró en un comunicado que Ballesteros de León aceptó colaborar en la conformación de la iniciativa que plantea una reforma a la actual constitución local. Pese a esto, en el documento ayer entregado al Congreso no se hace referencia a la supuesta colaboración del académico.

En este tenor, el gobierno encabezado por Alfaro Ramírez difundió también una carta emitida por Ballesteros de León a David Bernal Hernández, abogado del gobernador, en la cual confirma su colaboración.

La carta, fechada el 5 de febrero de 2019, el autor de la tesis reconoce: “Los argumentos que les he compartido de manera escrita, en lo que se refiere a los fundamentos epistémicos y morales de la democracia, provienen del quinto capítulo de mi tesis doctoral, “Rendición de cuentas en el contexto de la Democracia Representativa”, de la tesis “Rendición de Cuentas y Derechos Humanos. Apuntes para un modelo teórico”, que presenté y defendí en la Universidad Carlos III de Madrid. En lo personal, nada me complace más que darle una utilidad pública a mi proceso de investigación, en proyectos y retos en los que me siento identificado”.

“Dicho esto”, agrega la misiva del autor, “que el reflejo de mi investigación se despliegue en una iniciativa de ley y en un proceso de construcción democrática y de interés general, es un resultado esperado de mi actividad científica, del que me honra verme reflejado, describe el propósito de mi trabajo, y es una forma de contribución que le tengo al país, que me apoyó en ese proceso a través de una beca de CONACYT. No debe existir ninguna contraposición o argumento frente a la aportación dada, y de mi parte reitero la voluntad de seguir compartiendo aquellos resultados de mi investigación que propicien valor público”.

De acuerdo con la iniciativa de Alfaro Ramírez, una vez que entrara en vigor se tendría un plazo de 60 días para presentar el reglamento para instaurar el pretendido Congreso Constituyente que redacte el nuevo texto constitucional del estado.

Comentarios