Por Francisco Gómez Maza

Análisis a Fondo: ¿También Aguascalientes?

  • Eso le dijo Delgado a Cortés
  • ¿Será el michoacano el sepulturero?

Hay dubitaciones serias en las filas albicelestes frente a la realidad política en Aguascalientes y, sobre todo, en las intenciones de la dirigencia nacional y la local. En el fondo, el eterno problema de las encuestas para elegir candidato. Se prestan a graves chanchullos.

Los panistas, cuya sobrevivencia depende de que ganen la sede de la gran Feria de San Marcos, no están seguros de que tengan ya la mesa servida para celebrar su triunfo en las elecciones de 5 de junio para gobernador de una entidad que han usufructuado a sus anchas.

En esta ocasión hay inconformidad en dirigentes y aspirantes a la candidatura por la eficacia del sistema de selección por encuestas. Igual que ocurre en el partido de López Obrador, donde la imposición es la reina de la estrategia. Ahí la selección es por encuestas porque lo digo yo.

Hace unos días, la secretaria general del PAN, Cecilia Patrón, informó que estaba abierto el registro de precandidatos para Aguascalientes y que la elección se haría mediante consulta a la militancia.

Sin embargo, los dos aspirantes, Teresa Jiménez y Antonio Martín del Campo no cumplieron acuerdos de que, si no estaban de conformes con los resultados de las encuestas, éstas dejarían el pasó a la decisión del CEN para designar a quien representará a las filas del blanquiazul en la gran encuesta del 5 de junio.

Patrón indicó que ni Teresa Jiménez ni Antonio Martín del Campo cumplieron con el acuerdo que tomaron y que establecía que, si no estaban satisfechas con los resultados de las mediciones, las encuestas se dejarían sin efectos y entonces el CEN determinaría quien será designado candidato.

Marko Cortés, el jefe nacional, se comprometió a tres acciones. Todo ante Teresa Jiménez y Antonio Martín del Campo.

Prometió piso parejo para los aspirantes; no proceder, pudiéndolo hacer, a implementar la llamada figura de Reserva de Género, para no beneficiar a una de las aspirantes. Y elegir al candidato o candidata mediante consulta indicativa a la militancia.

Pero el senador Antonio Martín del Campo se adelantó a anunciar, basado en una encuesta de El Universal, que no puede ser vinculante a la selección del candidato panista, que había ganado dos de las tres encuestas levantadas y que, ahora, tocaba a Tere Jiménez, y a Acción Nacional cumplir los acuerdos y cumplir su palabra.

Lo cierto es que nadie en el PAN cumplió acuerdos y, menos, su palabra. Históricamente, les cuesta a los panistas cumplir acuerdos y palabra. Y menos ahora que se han convertido en alumnos de Vox y Santiago Abascal, su presidente.

Así están las cosas en el PAN. ¿Molestias al interior de la militancia? Claro que muchos están enojados con la dirigencia de Marko Cortés. Ya quieren tener al candidato, aunque aún hay tiempo para que el michoacano lo nombre de acuerdo con sus intereses.

Es aquí donde hay dudas, inclusive entre los panistas, de que al fin del día de la votación resulte que ganó la oposición y la oposición es Morena, que presentará alternativa coherente y popular. Los votantes se dan cuenta de las dubitaciones de los dirigentes.

Al fin de cuentas, el candidato no será designado de acuerdo con los resultados de las encuestas. No son tan feministas. Cecilia Patrón Laviada, ya lo anunció: la designación se realizará tras una consulta a la militancia, con carácter vinculante, posterior al periodo de precampañas a la Gubernatura del Estado.

Pero para mayor seguridad de la posición de Cortés. El periódico El Universal metió su cuchara y levantó su encuesta: el senador Martín del Campo se perfila para ser el candidato a la gubernatura de Aguascalientes en el 2022, con un 56% de las preferencias; la diputada Teresa Jiménez, obtuvo el 25.4% de aprobación.

Como están las cosas al interior del PAN, muchas desavenencias y graves (están en juego muchos interese$), pareciera que la alianza Regeneración Nacional (Morena), Partido del Trabajo, Partido Verde Ecologista de México y Nueva Alianza, podría ponerse a la delantera en 5 de junio, con lo que el PAN quedaría en la vera del camino.  Ya se lo dijo Mario Delgado a Cortés: No te equivoques. También Aguascalientes lo vamos a ganar.

Comentarios