27 de diciembre de 2021.- El gobierno federal gastó durante este año, a través de la secretaría de Bienestar, 200 mil millones de pesos en programas sociales que aseguran, benefició de manera directa, a más de 11 millones de personas y sus familias, de los grupos más pobres y vulnerables.

La dependencia informó que los programas continuarán en 2022 con un presupuesto garantizado para adultas y adultos mayores, personas con discapacidad permanente, niñas y niños de madres trabajadoras, así como campesinas y campesinos de Sembrando Vida.

La Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores cerró el año con nueve millones 568 mil derechohabientes e inversión de 151 mil 263 millones de pesos. A partir de este año, recibieron tres mil cien pesos bimestrales y se empezó a entregar a personas de 65 años y más.

Para personas con Discapacidad Permanente, fueron 965 mil 747 derechohabientes, en cuyo apoyo se invirtieron 17 mil millones de pesos.

Ambos apoyos: pensiones para personas adultas mayores y personas con discapacidad permanente, quedaron estipulados por ley para entregarse, independientemente de quién encabece el gobierno.

Sembrando Vida terminó 2021 con 450 mil 99 sembradoras y sembradores, a quienes se pagó a lo largo del año un jornal de cinco mil pesos mensuales —de los cuales, 500 se destinan al ahorro—, para lo cual se contó con presupuesto de 28 mil 930 millones de pesos.

Este programa se amplió en Guerrero, Michoacán, Oaxaca, Morelos e Hidalgo, cinco de los 20 estados donde el programa reforesta más de un millón de hectáreas con la siembra de mil cien millones de árboles.

En tanto, el Programa de Apoyo a Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras cerró 2021 con 290 mil 683 beneficiarios e inversión de dos mil 684 millones de pesos.

Comentarios