Ciudad de México-. Al cierre de septiembre, se registraron 704 feminicidios a nivel nacional, siendo 234 menos que en todo el 2019 según la Secretaría de Gobernación.

También, en todo el año pasado se recibieron 197 mil 693 llamadas de emergencias relacionadas con violencia en contra de la mujer, y al noveno mes de este se estaba a solo 36 de alcanzar las 200 mil.

En la octava conferencia de prensa del Grupo Interinstitucional de Estrategias contra las Violencias hacia las mujeres, niñas y adolescentes (GIEV), su titular, Olga Sánchez Cordero, llamó específicamente a detener las conductas violentas de los hombres con una perspectiva de nuevas masculinidades porque “mientras la carga de la prueba siga estando en las víctimas y no en las instituciones del Estado, la revictimización hacia las mujeres es casi inevitable”.

Sobre si las cifras de mujeres víctimas de este año demuestran un grave crecimiento de la problemática, los integrantes del GIEV aseguraron que este no es el mayor periodo de violencia y feminicidios, ya que entre 2014 y 2015 hubo un incremento de 40%, y este tuvo uno de 5% en comparación con el 2019.

El repunte es moderado, una meseta, “aunque nuestra apuesta es a contener esa tendencia; por ahora existe un proceso de contención”, detalló Fabiola Alanís Sámano, titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres.

Por su parte, Sánchez Cordero respondió a la interrogante de si su afirmación reciente de la misoginia que hay al interior del Gabinete de Seguridad le generó problemas con sus compañeros o con el presidente Andrés Manuel López Obrador como con el resto de los funcionarios, y dijo que habló de esa forma ante las integrantes de la Federación de Mujeres Universitarias y que -como ya le ocurrió en Baja California- “pensé que no estaba siendo transmitido”.

Expuso que quizá para muchos funcionarios de dichos grupos de seguridad no es una cuestión perceptible como sí para ella que tiene una especial sensibilidad a esos temas, e inmediatamente comunicó que ella sólo ha recibido respeto por parte del mandatario federal.

”Estoy muy contenta con el trato que me ha dado el presidente”, apuntó.

En el mismo contexto y a pregunta expresa el GIEV respondió que no existe ejercicio de la acción penal en contra de las mujeres del Bloque Negro que se apoderaron de oficinas de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), y que cuando se mencionó recientemente que la agrupación le pide dinero a víctimas de violencia a la mujer, se referían a que les solicitan cuotas como “un tipo de honorarios” de abogados para llevarles sus casos.

Sánchez Cordero refirió que Gobernación cuenta con una unidad para fortalecer el sistema de justicia y donde gratuitamente pueden atender a los casos de quienes tengan conflictos en el tema.

Fabiola Alanís recalcó que ni los refugios para mujeres ni los centros de justicia serán castigados presupuestalmente en 2021 y tienen garantizados los fondos para su funcionamiento. feminicidios

Con información de La Jornada

Comentarios