Yeidckol Polevnsky, la nueva delegada de Morena en Jalisco, rechazó que su llegada al estado tenga como objetivo confrontar al gobernador o a la administración.

Abundó que busca fortalecer a su partido y aprovechar la oportunidad que tienen de cara al siguiente proceso electoral. Con respecto a los señalamientos sobre que ella habría alentado las manifestaciones ocurridas la semana pasada, expresó que su estilo no es recurrir a protestas violentas.

“El gobernador no necesita mi marcaje personal, mi trabajo va a ser meramente partidista. El propio gobernador es el que se mete el pie solito, por ejemplo, al comentar que el fiscal no le hace caso y luego el fiscal comenta que los policías no le hacen caso; entonces en manos de quién está el gobierno”, dijo.

Sobre la inconformidad alrededor de su llegada entre grupos morenistas, Polevnsky expresó que buscará a todos; pidió trabajar conjuntamente y no anteponer los intereses personales.

“Voy a buscar a todos los grupos para ver las diferencias, tiene que ver en que están pensando en la próxima elección interna, pero eso es una miopía, lo que hay que hacer es trabajar y sumar; sino parece que están más al servicio de nuestros opositores y les hacen el caldo gordo”, comunicó.

La dirigente indicó que siguen elaborando el diagnóstico acerca de la situación de Jalisco para reforzar su estructura partidista. Explicó que la dirigencia estatal no tiene un líder puesto que el nombramiento de Hugo Rodríguez como delegado de funciones de presidente fue anulado por el Comité Nacional.

Con respecto al ex candidato Carlos Lomelí comentó que: “el doctor Lomelí era un extraordinario delegado y con toda la mala intención le crearon un escenario con la Secretaría de la Función Pública, pero le han buscado y buscado y no le han encontrado nada. Le han buscado hasta en la tierrita de las uñas. Hay que recordar que la pasada elección Lomelí alcanzó la votación más importante que ha tenido la izquierda en Jalisco”.

Con información de El Informador

Comentarios