El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador declaró desierta la licitación internacional para construir la refinería en Dos Bocas, Tabasco, e informó que será la Secretaría de Energía (Sener) y Petróleos Mexicanos (Pemex) las que construyan el proyecto.

Durante su conferencia matutina, el mandatario federal explicó que ninguna empresa presentó los requisitos solicitados, preponderando el alto costo y el tiempo de ejecución de la obra. En este sentido, López Obrador reiteró que la construcción de la planta de combustible comenzará el 2 de junio y concluirá en mayo de 2022.

“Vamos a terminar la refinería en tiempo y es un desafío hacerla en tres años y que nos cueste mucho menos de lo que estiman las empresas, vamos a que nos cueste 160 mil millones de pesos, en tres años, no más”, afirmó el presidente.

“Para que salga en tiempo y con este presupuesto tenemos que hacerla nosotros de manera directa con técnicos y trabajadores mexicanos”, agregó.

López Obrador aprovechó su intervención para convocar a petroleros e ingenieros del país rescatar “la industria petrolera, lo vamos a hacer”.

Por último, refirió que la construcción de la refinería en manos mexicanas conllevará a la creación de 100 mil empleos.

Comentarios