Jorge Meléndez Preciado

01 de junio de 2022.- Las informaciones acerca de que Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón Hinojosa andan muy contentos y hasta de fiesta por el mundo, no son algo que cauce sorpresa, aunque sí al descubrir la amplia fortuna del primero y los júbilos del otro, ya que festejó con un piloto de Fórmula Uno, quien ganó un premio internacional.
Ello muestra el contraste en que vivimos y la lucha de los pueblos originarios para recuperar sus riquezas ancestrales.
La gran fortuna de Peña Nieto contrasta con la desesperación en la que dos millones de mexicanos retiraron el año pasado sus ahorros (Afores) por la ingente necesidad de sobrevivir.
Frente al chapuzón, forzado del michoacano en Mónaco, Italia, se contrapone la marcha de 900 kilómetros del pueblo wuirikuta por recuperar sus terrenos que en 2008 había prometido Felipillo que se los repondría, y no daría más concesiones a mineras. ¡Puro rollo!
Ricardo Raphael (Milenio, 30 de mayo), ya había señalado que Peña Nieto vivía en España desde 2019, pues a esa nación habían emigrado su médico, Rubén Drijamski, y su ex jefe de escoltas, Roberto Miranda. No se le hizo caso en los medios tradicionales.
María Martí y Francesco Manetto (El País, 30 de mayo), demuestran que Peña Nieto tiene un inmueble de cientos de miles de euros en Chamberí y vive en una casa en Valdelagua, comprada entre septiembre y octubre de 2020. Lo cual le da la posibilidad de ser un habitante especial, casi español, según una ley expedida por Mariano Rajoy, para atraer a España fortunas de muy dudosa procedencia.
Así pues, la cantidad que obtuvo Enrique el mexiquense puede ser incalculable, pues indudablemente varios de sus corruptos subordinados (gobernadores en la cárcel y ex secretarios defraudadores, algunos ya fallecidos), retribuyeron largamente a ese individuo del peluquín de lujo, como recita Joaquín Sabina.
Por el otro lado, Calderón fue a Mónaco, como espectador VIP, donde el famoso, Sergio el Checo Pérez, triunfó en la competencia, y al final jalado del cuello por el piloto, festejó saltando a una alberca la victoria del mexicano que ha ganado más este tipo de justas.
Quien hace críticas frecuentes y aparentemente muy punzantes a López Obrador, anda por el mundo dándose ostentosos paseos, mientras acá los habitantes de varios estados: San Luis Potosí, Nayarit. Durango y Jalisco tuvieron que realizar una caravana- como las de antaño de los mineros que relató, entre otros el periodista de izquierda: Mario Gill en obras como: La huelga de Nueva Rosita y otras- para lograr que sus tierras, concesionadas a las mineras, sean regresadas a sus dueños originales, los que realmente cuidan el medio ambiente y no lo depredan.
Llegaron después de su larga travesía a Palacio Nacional, donde no los recibieron en principio, aunque después Andrés Manuel estuvo con ellos para ofrecerles que solucionaría el problema.
Por cierto, el padre de Sergio Pérez, dijo que, si bien él está con Morena, apoya a López Obrador y quiere ser presidente de la República, es amigo de todos los mandatarios que han estado en la Silla del Águila, de Carlos Salinas para acá.
¡Curioso sujeto que desea, como el PRI, aglutinar a todos a su lado para sus fines personales!
Pero acá, en México, también la cosa está definiéndose, ya que Alejandro Moreno, el llamado Alito, sigue agregando escándalos a su ya muy vieja forma de conducirse, y va de mal en pior, como decían en mi barrio, la colonia Guerrero.
La caída de Alito y el PRI es cuestión de tiempo.
A esto súmele la bronca entre la Universidad de Guadalajara y Enrique Alfaro, quienes no se pueden ver ni en foto.
La tormenta perfecta de la oposición a Morena está en marcha, y crece el nerviosismo entre los millonarios: Carlos X González y Gustavo de Hoyos, que hacen todo por agrupar hasta el vendedor de la esquina contra el gobierno actual, aunque el panorama es terrorífico para los ricachos, no importando lo que ocurra en las elecciones del 5 de junio.
jamelendez44@gmail.com
@jamelendez44

Comentarios