Puntos y Contrapuntos

Criterios

Con singular tenacidad, el cacique de la Universidad de Guadalajara, Raúl Padilla López, y la cofradía dorada que gravita a su alrededor, lograron finalmente hundir al Partido de la Revolución Democrática en Jalisco, al que únicamente han utilizado durante las últimas dos décadas para lograr las mínimas representaciones necesarias, en los ayuntamientos de Guadalajara y Zapopan, y en los congresos estatal y federal, para ubicar a algunos de sus alfiles en las comisiones clave donde defienden sus intereses.

Hay comisiones, en el Congreso de la Unión y en el Congreso de Jalisco, que son esenciales para Padilla López y su grupo de poder: Hacienda, Presupuesto, Educación, Justicia y Vigilancia, tanto de la Auditoría Superior de Jalisco como de la Auditoría Superior de la Federación, donde se revisa el gasto del dinero público entregado cada año a entidades de gobierno.

Este 2019 el PRD no gozará del privilegio del financiamiento público estatal en Jalisco, porque en los comicios del reciente domingo 1 de julio del 2018 no logró el piso mínimo del 3 por ciento de la votación válida en la entidad, para garantizar esa prerrogativa: sumó apenas el 1.66 por ciento de los sufragios captados en los comicios de diputados locales en el estado.

Durante 2018 el PRD recibió financiamiento estatal, a través del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Jalisco, por un total de 37 millones 721 mil pesos.

El PRD difícilmente podrá levantarse de su postración política electoral a menos que vuelva a ser abrigado por sus amigos de Movimiento Ciudadano en los comicios del 2021, para aprovechar la fuerte vinculación que existe entre ‘El Licenciado’-como genéricamente se conoce al cacique de la UdeG-y el jefe político de Movimiento Ciudadano en Jalisco y en el país, el gobernador Enrique Alfaro Ramírez.

La alianza del PRD con el PAN, pero particularmente con MC, le permite a Padilla López, a pesar del hundimiento del PRD, tener, luego de los comicios del pasado domingo 1 de julio del 2018, dos diputados de mayoría relativa en el Congreso de Jalisco: Edgar Enrique Velázquez González (Distrito 4 de Zapopan) y Gerardo Quirino Velázquez Chávez (Distrito 12 de Tlajomulco), quienes fueron respaldados por los votos de la alianza PAN-PRD-MC.

En 2015, Velázquez González fue candidato a la alcaldía de Zapopan por el PRD y apenas logró 5 mil 592 votos, el 1.27 por ciento.

‘El Licenciado’ también tiene en la bolsa a la diputada local de representación proporcional Mara Nadiezhda Robles Villaseñor, quien llegó al Congreso de Jalisco postulada por MC, y a la legisladora plurinominal del Partido Verde, Rosa Angélica Fregoso Franco. Además, mantiene una muy cordial relación con la coordinadora de los legisladores locales del PRI, Mariana Fernández Ramírez.

Padilla López es dueño también de la carta del diputado federal plurinominal (rector 2013-2019 de la UdeG, con licencia) Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, quien coordina a los 28 diputados federales de MC en el Congreso de la Unión.

Pertenece también a su divisa el senador suplente de Movimiento Ciudadano José Alberto Galarza Villaseñor (expresidente de la Federación de Estudiantes Universitarios de la UdeG, periodo 2013-2016), quien fue fórmula electoral con el ahora senador titular y coordinador nacional de MC, José Clemente Castañeda Hoeflich.

Extremadamente hábil, Padilla López les vendió espejitos al PAN y a MC. Fue el que sacó más ventajas y ganó más, teniendo casi nada, en los pasados comicios del domingo 1 de julio del 2018.

 

Cuidadores

Veamos algunas muestras de cómo coloca a su gente ‘El Licenciado’.

El diputado federal emecista Bravo Padilla es secretario de la Comisión de Hacienda y Crédito Público y es miembro de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública del Congreso de la Unión, ambas son posiciones clave para el cacique de la UdeG.

La diputada federal perredista Abril Alcalá Padilla -prima hermana del factótum de la UdeG- es secretaria de la Comisión de Educación y también secretaria de la Comisión de Cultura y Cinematografía, ambas vinculadas a los intereses de Padilla López.

Otra diputada federal del PRD, que llegó con el apoyo de PAN y MC-y que tiene el signo del Grupo UdeG tatuado-es Mónica Almeida López, quien preside la Comisión de Marina en el Congreso de la Unión y además pertenece a las comisiones de Energía y Vivienda.

En el congreso local de Jalisco el diputado perredista Velázquez González preside la Comisión de Seguridad y Justicia, áreas donde el cacique tiene intereses muy fuertes y participa además en las comisiones de Gestión Metropolitana (planeación urbana, uso de suelo, desarrollo urbano, negocios inmobiliarios) y de Hacienda y Presupuesto.

El otro diputado local perredista de Raúl, Velázquez Chávez es vocal de la Comisión de Vigilancia y Sistema Anticorrupción (supervisa a la Auditoría Superior del Estado), donde se fiscalizan los gastos de todas las entidades públicas que gastan dinero de los contribuyentes.

 

El 2015 negro

¿Qué suerte corrieron los candidatos protegidos e impulsados por Padilla López en los comicios del domingo 7 de junio del 2015? En esas elecciones el cacique universitario jugó en varias pistas y al amparo de varias divisas. Les fue muy mal.

José Trinidad Padilla López, hermano de Raúl, exrector general de la UdeG (2001-2007) y después procurador de Desarrollo Urbano, fue postulado por el PRI y perdió la diputación federal en el Distrito 13 de Guadalajara, ante Rosa Alba Ramírez Nachis, de Movimiento Ciudadano (MC).

El primo hermano de Raúl, Leobardo Alcalá Padilla, postulado por el PRI, sucumbió en el Distrito 8 de Guadalajara y perdió una diputación local ante Héctor Alejandro Hermosillo González, de MC.

La prima hermana de Raúl, Abril Alcalá Padilla, postulada entonces por PRI-Partido Verde en el Distrito 6 de Zapopan, perdió la diputación federal frente a Mirza Flores Gómez, de MC.

Fue candidato a la Alcaldía de Zapopan, postulado por el PRD, quien después sería dirigente de los trabajadores académicos de la UdeG, Edgar Enrique Velázquez González, a quien una votación del 1.27 por ciento no le alcanzó para ser regidor de representación proporcional.

Igual le sucedió a Celia Fausto Lizaola, exlíder de los trabajadores de la UdeG, quien, postulada para la alcaldía de Guadalajara por el PRD, sólo alcanzó una votación del 1.06 por ciento.

Lo más relevante que logró en el 2015 el PRD fueron dos diputados locales plurinominales: Mónica Almeida López y Saúl Galindo Plazola, al sumar en el estado 130 mil 297 sufragios, para un porcentaje del 4.62 por ciento de la votación válida en la entidad, en la contienda para legisladores locales por el principio de Mayoría Relativa.

 

Los socios

Pese a que el PRD no recibirá en 2019 financiamiento estatal, quizá ese le resulte un problema menor, si tomamos en cuenta que por los menos los 10 últimos dirigentes de ese partido en Jalisco han estado en la abrigadora nómina de la UdeG.

Lo más reciente: el domingo 3 de diciembre del 2017 fue electo presidente del PRD, para un periodo de tres años, un empleado de la UdeG: Víctor Hugo Prado Vázquez, entonces director de la Preparatoria Regional de Sayula.

En 12 periodos diferentes, todos los dirigentes del PRD han sido incondicionales del cacique de la UdeG.

1.- Claudio Palacios Rivera, exmilitante del Partido Comunista Mexicano y profesor de la UdeG, llegó a presidente estatal del PRD el domingo 13 de diciembre de 1998 para un periodo de tres años.

2.- José Negrete Naranjo, exdirector de la Preparatoria de Ciudad Guzmán y ex Rector del Centro Universitario de la Costa Sur, relevó a Palacios Rivera el sábado 30 de junio del 2001.

3.- Celia Fausto Lizaola, exdirigente del Sindicato Único de Trabajadores de la UdeG (SUTUdeG), llegó a la presidencia del PRD el domingo 5 de mayo de 2002.

4.- José Antonio Magallanes Rodríguez, exsecretario general del Sindicato de Trabajadores Académicos de la UdeG (STAUdeG), relevó a Fausto Lizaola el domingo 23 de noviembre del 2003.

5.- Samuel Romero Valle, exdirigente de la Federación de Profesores Universitarios, arribó a la presidencia del PRD el jueves 5 de mayo de 2005.

6.- Gabino Berumen Cervantes, exdirector de la Escuela Politécnica de la UdeG, relevó a Romero Valle el domingo 12 de marzo de 2006.

7.- Raúl Vargas López, ex vicerrector de la UdeG, asumió la dirigencia del PRD el sábado 21 de junio de 2008.

8.- Magallanes Rodríguez volvió a la presidencia del PRD el domingo 15 de febrero del 2009.

9.- El domingo 22 de mayo de 2011 llegó a la presidencia del PRD Roberto López González, quien era secretario general del STAUdeG.

10.- El domingo 26 de febrero de 2012 asumió la presidencia del PRD Juan Carlos Guerrero Fausto, hijo de Celia Fausto Lizaola.

11.- Para un segundo periodo como presidente del PRD regresó Vargas López, el 9 de noviembre de 2014.

Desde 1998 hasta la fecha Padilla López ha impuesto a todos los presidentes estatales del PRD en Jalisco. Algunos repitieron dos periodos, como José Antonio Magallanes Rodríguez y Raúl Vargas López. Otros cubrieron cuota familiar, como Celia Fausto Lizaola y su hijo Juan Carlos Guerrero Fausto.

Lo cierto es que del PRD Jalisco sólo queda un cascarón. Está en riesgo de desfondarse, pues con la tentación de tener trabajos seguros y alguna cuota pequeña de poder, algunos podrían emigrar a Movimiento Ciudadano y otros a Morena.

Padilla López, con sus influencias, ya compró acciones en la membresía de MC en Jalisco y mueve sus fichas. Siempre ambicioso, nada extraño sería que buscara llegar a la presidencia del Consejo de Administración del partido naranja.

La dificultad podría surgir porque el factótum de MC, Enrique Alfaro Ramírez, no está acostumbrado a compartir el poder. Pero igual, por la misma fatal ruta que siguió su ahora socio Padilla López, Enrique podría conducir a Movimiento Ciudadano al agotamiento, si sus enormes expectativas de refundar el estado no se cumplen.

En política, los desengaños suelen ser tan profundos y dolorosos como en el amor.

Comentarios