Select Page

El sur, región más afectada por pérdida de empleos debido a pandemia: Banxico

El sur, región más afectada por pérdida de empleos debido a pandemia: Banxico

El confinamiento por Covid-19 ha impactado negativamente a la economía nacional, y el sur resultó más afectado debido a la pérdida de empleos en el sector turístico, de acuerdo con el Banco de México (Banxico).

“Prácticamente hubo un freno en el sector turístico”, señaló Daniel Chiquiar, director de Investigación Económica del banco central.

En la presentación del reporte de Economías Regionales, aseguró que la pandemia tuvo efectos muy impactantes. Comunicó que el banco está trabajando en medir el grado de afectación de la pandemia con respecto al empleo por medio del Índice Agregado de Vulnerabilidad Estatal.

Quintana Roo, Nayarit, Baja California Sur y Guerrero fueron los estados más vulnerables debido a las medidas de distanciamiento social.

El funcionario expresó a través de una conferencia virtual que los efectos que el turismo padece no resultaron sorprendentes, puesto que los cuartos ocupados cayeron un 90%, y la llegada de pasajeros se redujo entre 85% y 95%.

De acuerdo con el reporte, el impacto negativo en el empleo entre marzo y abril comparado con febrero destruyó 725 mil puestos de trabajo; de los cuales 155 mil corresponden al sur del país.

Apuntó que la contracción en el empleo de dicha región es importante ya que es relativa respecto al tamaño de su mercado laboral formal.

En el centro del país despidieron a 258 mil mexicanos, en el norte a 166 mil y en el centro-norte 146 mil se quedaron desempleados.

Chiquiar enfatizó que durante el primer trimestre de 2020 se estima que la actividad económica en todas las regiones haya mostrado una contracción, y que el comercio fue el más afectado.

“A la contracción estimada de la producción en todas las regiones se espera que haya contribuido en buena medida la disminución en las manufacturas y la fuerte caída en el turismo”, describió.

También habría contribuido el desempeño negativo de la minería y del comercio en el norte y las regiones centrales, de la construcción en estas últimas, y del sector agropecuario en el centro norte.

Un porcentaje importante de empresas encuestadas en esos sectores también dijeron haber suspendido total o parcialmente sus actividades en marzo y, de manera más notoria, en abril, especialmente en el sector no manufacturero.

En el reporte, agregaron que frente a este panorama es necesario generar un ambiente de confianza y certidumbre para atraer inversión que ayude a preservar las fuentes de empleo en los estados.

 

Con información de El Informador

Comentarios

Hemeroteca