#Partidero.com

Una regla de oro en materia electoral indica que a menor participación de votantes, mayor seguridad de triunfo para quien gobierna. El caso Tlaquepaque demuestra que esa conseja es totalmente efectiva y más cuando el nivel de abstencionismo supera el 78%, tal como ocurre en las elecciones extraordinarias del domingo 21 de noviembre.
Presumir una jornada tranquila y en paz por parte de la autoridad electoral, con ese nivel de resultados, es para dar vergüenza. 10 partidos políticos que entre todos apenas lograron 102 mil votos de una lista nominal de cerca de 500 mil electores, es sumamente penoso.
Otra vergüenza, no hay nada que presumir en MC, un partido que utiliza todo el aparato del estado para quedarse con el triunfo y comprar la voluntad del electores a un precio que oscila entre 500 y mil pesos por cada voto, según denuncias de habitantes del Cerro del Cuatro, El Tapatío y otras colonias de Tlaquepaque.

Comentarios