Select Page

En 2009, Calderón recibió al depuesto presidente de Honduras

En 2009, Calderón recibió al depuesto presidente de Honduras

Ciudad de México.- En 2009, bajo un protocolo de recibimiento para jefes de Estado, el expresidente Felipe Calderón Hinojosa recibió al depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya, quien abandonó su país en medio de un grave crisis política que había enfrentado a los tres Poderes.

Al salir de su país, Zelaya fue trasladado en un avión de la Fuerza Aérea mexicana, arribando posteriormente a la entonces residencia oficial de Los Pinos, donde fue protegido por el extinto Estado Mayor Presidencial y la banda de guerra militar interpretando el himno nacional de Honduras.

Durante su mensaje de bienvenida,  Calderón se refirió en tres ocasiones a Zelaya como presidente constitucional de Honduras y dijo que la ruptura del orden constitucional es inaceptable y ha sido ya rechazada por todos los pueblos de América Latina.

Además, según costa en hemerotecas periodísticas, México, Calderín dijo haber abogado por el restablecimiento del orden y la restitución del presidente Zelaya.

En tanto, Zelaya acusó un golpe de Estado por parte de quienes se negaban a perder sus privilegios.

La salida  de Zelaya fue propiciada por las Fuerzas Armadas y ordenada por la Suprema Corte de Justicia de Honduras, tomando protesta como presidente Roberto Micheletti.

Una década después el expresidente de Bolivia, Evo Morales, arribó al país alrededor de las 11:20 horas de la Ciudad de México, donde fue recibido por Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores.

No obstante, su asilo político, ordenado directamente por el presidente Andrés Manuel López Obrador, ha generado críticas desde partidos de oposición, principalmente del Acción Nacional y su presidente, Marko Cortés; esto a pesar del reciente antecedente fijado por Calderón, emanado del blanquiazul.

Comentarios

Quienes Somos

Tradoc-Blackstone

Tradoc-Blackstone: Pasión en movimiento

1

Videocolumnas

Loading...

Tweets Recientes

Hemeroteca

Compartir