En política los hechos son los que dan la verdadera dimensión de las personas. Por eso no es extraño que, en una época de ideologías extraviadas o confundidas, donde la inteligencia se humilla ante el poder, la herencia más ignominiosa entre gobiernos sea la más desvergonzada corrupción.

En estos tiempos de extravíos es casi normal ver que navega en el mismo barco gente de muy distinta ralea.

Aunque en algún pasado reciente se hayan enfrentado, en defensa de divisas contrastadas y se hubiesen dedicado los más agresivos y agraviantes vituperios, el destino, el interés o la purificación de sus almas al amparo de algún iluminado líder, les reúne jubilosos y les abriga en el mismo propósito de salvar al mundo, de refundarlo, para limpiarlo de sus males y de sus más ignominiosos pecados.

Sus historias se entreveran en el tiempo. Y terminan amparados bajo la misma cobija, amplia, cálida y abrigadora, del mismo partido. Van por el mismo camino, presurosos y jubilosos, aunque sus ropas muestren los estragos y las manchas de las batallas vividas y casi olvidadas.

Claro ejemplo de los extraños giros que da la vida es el actual poderoso coordinador de la fracción mayoritaria, de 16 diputados (de un total de 38) de Movimiento Ciudadano en el Congreso de Jalisco, el expriista Salvador Caro Cabrera. Quien también tiene en su bolsa dos diputados del PRD, uno del Partido Verde y nueve del Partido Acción Nacional, sus aliados políticos.

Igual ilustra escudriñar en los tiempos del pasado y del futuro, de quien será Secretario de Transporte en el gabinete del gobernador emecista Enrique Alfaro Ramírez (2015-2024), el ex panista Diego Monraz Villaseñor.

Y se le encuentra por el mismo sendero al expanista, doctor y abogado, Macedonio Salomón Tamez Guajardo, exalcalde de Zapopan (2001-2003) por el albiazul y ahora también exdiputado federal por Movimiento Ciudadano (2012-2015), quien será el coordinador del Gabinete de Seguridad en el gobierno de Alfaro Ramírez.

 

MONRAZ Y CARO

Por lo que calificó como un pésimo desempeño, ineptitud, corrupción y negligencia, el entonces diputado federal del PRI (2009-2012), Salvador Caro Cabrera, impuso el 15 de agosto del 2011 una “multa” simbólica al entonces Secretario de Vialidad del gobierno estatal panista, Diego Monraz Villaseñor.

Caro Cabrera pegó un engomado en uno de los cristales del acceso principal a la sede de la dependencia y sin mostrar evidencias responsabilizó a Monraz Villaseñor de los presuntos problemas de operación que tenía entonces el Macrobus; le reclamó que hubiese un grupo de comandantes que supuestamente protegían a una red de taxis pirata y le atribuyó el incremento de la corrupción entre agentes viales.

“Yo le vengo a decir con esta multa al Secretario de Vialidad que ya basta, que se deje de grilla y se ponga a proteger los intereses de la ciudadanía (…) Que en lugar de ocuparse en su campaña (…) se ocupe en las demandas y problemas que debe solucionar a favor de los ciudadanos”, reseñaba unanota de Mural, publicada el 16 de agosto del 2011.

Monraz Villaseñor, de filiación panista y colaborador en el gobierno de Emilio González Márquez (2007-2013), había expresado su interés por contender en el 2012 por un puestode elección, pero específicamente por la Alcaldía de Zapopan.

El entonces diputado federal priista Caro Cabrera, agregó que trabajadores del volante que se quejaron de la protección que Vialidad ofrecía a los taxistas pirata no habían promovido una queja formal por temor a represalias.

Monraz Villaseñor relevó en la Secretaría de Vialidad a José Manuel Verdín Díaz el viernes 5 de marzo del 2010. José Manuel quedó incapacitado luego de padecer un derrame cerebral el viernes 11 de diciembre del 2009. Monraz Villaseñor dejó la Secretaría de Movilidad el lunes 16 de abril del 2012 para asumir sus tareas como coordinador de la campaña presidencial de la panista Josefina Vázquez Mota en Jalisco.

El miércoles 1 de octubre del 2014 el panista Fernando Antonio Guzmán Pérez Peláez -candidato albiazul a Gobernador en los comicios del 2012- presentó su libro “Diálogos con mi conciencia”, en el que calificó de “traidor” a Monraz Villaseñor.

Afirmaba que había sido traicionado y su campaña dinamitada por algunos panistas, a quienes mencionaba por sus nombres y apellidos.

La lista la encabezaba el ex Gobernador panista Emilio González Márquez (2007-2013), e incluía a algunos de sus colaboradores más cercanos como Herbert Taylor Arthur, ex coordinador de Innovación y Desarrollo; Antonio Gloria Morales, ex secretario de Educación Pública; Eduardo Mar de la Paz, ex secretario particular del Mandatario; Álvaro García Chávez, ex secretario de Desarrollo Rural; Miguel Ángel García Santana, ex secretario de Desarrollo Humano, así como Diego Monraz Villaseñor, ex secretario de Vialidad.

Relataba una situación que, a su juicio, describía la traición de Monraz Villaseñor, ya por entonces presumiblemente aliado de Enrique Alfaro.

Advertía: “El colmo fue cuando me llegó un correo electrónico en el que una persona que trabajaba en una imprenta y era panista, se sorprendió e indignó cuando el propio Diego Monraz llegó a pedir la impresión de 60,000 calcomanías bajo el lema: ‘Vota diferente, Josefina Presidente, Alfaro Gobernador’. No podía creer semejante traición y descaro” (Pág. 192).

Cuando Enrique Alfaro Ramírez ganó la alcaldía de Guadalajara, como candidato de Movimiento Ciudadano y tomó posesión el jueves 1 de octubre del 2015, Monraz Villaseñor fue nombrado titular de la Coordinación de Servicios Municipales en el Ayuntamiento tapatío.

 

SALVADOR Y MACEDONIO

Todo empezó el 10 de enero del 2009 cuando Caro Cabrera declaró que sólo un pacto con grupos criminales justificaba la compra que hizo Macedonio Salomón Tamez Guajardo de una camioneta blindada, cuando éste último encabezaba a la policía tapatía en la administración panista de Alfonso Petersen Farah (2007-2009).

Según reseña publicada por el periódico Mural, cuando se discutió en una sesión de cabildo de Guadalajara la compra de una camioneta Jeep Grand Cherokee blindada modelo 2008, para el director de la Policía de Guadalajara, Tamez Guajardo, el entonces regidor del PRI, Caro Cabrera, dijo que el vehículo debería venderse porque era un gasto innecesario.

Descartó Caro Cabrera que la adquisición de la camioneta con un costo de un millón y medio de pesos hubiese sido una prioridad para proteger la seguridad del director de policía.

Agraviado por ese señalamiento el también exalcalde panista de Zapopan (2001-2003) formuló denuncia contra Caro Cabrera y el 4 de diciembre del 2013 se emitió fallo en su favor.

Se sentenció a Caro Cabrera a pagar 150 mil pesos por la reparación del daño. Para entonces Caro Cabrera ya era nuevamente regidor en Guadalajara, pero ahora por Movimiento Ciudadano. El emecista apeló la determinación del juez, la que se resolvió en su favor un año después.

El 24 de marzo del 2014 Mural informó que el Supremo Tribunal de Justicia del Estado revocó la sanción que el 4 diciembre del 2013 impuso el Juez Segundo de lo Civil al exregidor de Movimiento Ciudadano, Caro Cabrera.

Caro Cabrera admitió que sus declaraciones contra Tamez Guajardo sí pudieron haberle causado algún daño a la familia del expanista.

“En esto de la tarea política muchas veces nuestras familias, por dichos de otros servidores públicos se ven agraviadas, pero mis comentarios y adjetivos pudieron lastimar a la familia de Macedonio Tamez y en este sentido, en lo que ellos se pudieron sentir agraviados, les ofrezco una disculpa pública a su familia”, explicó Caro Cabrera en una información que publicó Mural el 24 de marzo del 2014.

¿Cuáles políticos prefiere usted? ¿Los de antes o los de ahora? Aunque algunos no sean más que una pálida sombra de lo que alguna vez fueron o pretendieron ser. El tiempo, implacable, siempre dicta su severo veredicto sobre las personas. Y frente a su propio espejo, nadie se engaña.

 

Comentarios