La Organización Mundial de la Salud (OM) decretó ayer la emergencia sanitaria mundial debido al brote de coronavirus.

La cepa denominada 2019-nCoV ha causado que más de 100 personas mueran, y haya más de 8 mil casos. Su origen se remonta a Wuhan, en China, pero se ha expandido a 19 países, entre ellos Estados Unidos, Francia, Alemania, Filipinas y Tailandia. Esta es precisamente la razón por la cual la OMS decidió activar la emergencia.

Pero, ¿qué es una emergencia global de salud? La OMS la define como “un evento extraordinario que se determina que constituye un riesgo para la salud pública de otros países a través de la propagación global de la enfermedad, y que, potencialmente requiere una respuesta internacional coordinada”.

Está basada en el Reglamento Sanitario Internacional (RSI), el cual está conformado por 196 países, entre ellos México.

 

¿En qué casos la OMS declara este tipo de emergencia?

Son tres los factores necesarios para declararla: que sea un evento grande e inesperado o inusual, tenga implicaciones para la salud que rebasen la frontera de su país de origen y que pueda requerir una acción internacional inmediata.

 

¿Quiénes están involucrados en la decisión?

La OMS cuenta con un Comité de Emergencia, en el cual sus miembros “brindan asesoramiento técnico al director general de la OMS (actualmente Tedros Adhanom) en el contexto de una emergencia de salud pública de interés internacional”, refiere en su sitio web.

 

¿Cuánto tiempo dura?

La declaración estará vigente por al menos tres meses. Pasado este periodo, el Comité de Emergencia vuelve a reunirse para analizar la situación, y en caso de que lo considere necesario, se continuará por otro trimestre. Esto con el fin de “revisar la situación epidemiológica y para checar si el evento continúa siendo una emergencia de salud pública de interés internacional y si es necesario realizar cambios en las recomendaciones temporales”.

 

¿Qué implica?

Para el coronavirus, la OMS comenta que cada país deberá revisar los riesgos y medidas a tomar para evitar que el virus se propague. Un ejemplo de ello es la cancelación de vuelos. “Los países deben informar a la OMS sobre cualquier medida de viaje tomada, según lo requiera el RSI. Se advierte a los países contra acciones que promueven el estigma o la discriminación”

Cton información del Financiero

Comentarios