Select Page

Entre la Ley Micaela, de Argentina, y los cursos “Lucita te capacita”, de Jalisco

Entre la Ley Micaela, de Argentina, y los cursos “Lucita te capacita”, de Jalisco

Micaela García fue una chica argentina violada y asesinada a la salida de una discoteca en abril de 2017,  por un hombre que ya tenía antecedentes de ataques sexuales. La noticia del crimen de Micaela, luego de siete días de intensa búsqueda, generó una fuerte conmoción a nivel nacional, ya que la joven participaba activamente del movimiento “Ni Una Menos”. Después de este feminicidio, se promulgó la llamada Ley Micaela, que establece, entre otras cosas, la capacitación obligatoria en la temática de género y violencia contra las mujeres, para todas las personas que se desempeñen en la función pública en todos sus niveles y jerarquías en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la nación argentina, cualquiera que sea su nivel o jerarquía.

Las capacitaciones son organizadas por las máximas autoridades de los organismos públicos y sindicatos correspondientes. Si en esos organismos existen áreas, programas u oficinas de género, las autoridades pueden contar con su colaboración para organizar y cumplir con las capacitaciones. Los organismos públicos pueden hacer adaptaciones de materiales o programas existentes o desarrollar un programa propio, siempre cumpliendo la normativa, recomendaciones y otras disposiciones de los organismos que controlan las convenciones internacionales sobre género y violencia contra las mujeres, firmadas por Argentina.

Si un organismo no tiene un programa para cumplir con las capacitaciones debe utilizar los programas, cursos u otras plataformas de capacitación diseñados por el Instituto Nacional de las Mujeres como establece la Ley 26.485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales. El pasado viernes 10 de enero de 2020, el presidente argentino Alberto Fernández acudió con todo su gabinete a recibir la capacitación que ordena la ley.

“Vine a cumplir con la ley y a que todos entendamos todo lo que hay que cambiar. Queremos una sociedad igualitaria donde todos tengan los mismos derechos para desarrollarse”, dijo el mandatario.

“Veo caras asustadas, pero van a promover todos, todas y todes. De lo que vamos a hablar es de cómo erradicar las bases de la desigualdad”, dijo por su parte Dora Barrancos, investigadora feminsita, para romper el hielo. La escuchaban en primera fila el presidente Alberto Fernández y los miembros del gabinete nacional. Secretarios y subsecretarios de Estado llenaban el salón de honor del centro cultural Néstor Kirchner. Todos estaban ahí para participar de la capacitación en género y violencia contra las mujeres y diversidades que es obligatoria.

Barrancos, también socióloga y asesora presidencial, en compañía de Elizabeth Gómez Alcorta, ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad fueron las encargadas de dar la capacitación.Ambas tenían el pañuelo verde en la muñeca derecha. El presidente tenía verde la corbata. Ese mismo día la provincia de Buenos Aires firmó la adhesión al Protocolo para la Interrupción Legal del Embarazo.

Evidentemente, hay una diferencia fundamental entre la voluntad política del gobierno argentino para formarse y capacitarse en temas de género, diversidad y violencia contra las mujeres y el gobierno del estado de Jalisco, que considera que una disculpa es suficiente para un presidente municipal que violenta públicamente a sus gobernados.

Se requiere dar el salto cualitativo de los cursos que imparte la Secretaría de Igualdad entre Mujeres y Hombres en Jalisco, dirigidos a los hombres violentadores, para que se convierta en un tema transversal y obligatorio para todas y todos los funcionarios estatales y municipales, impidiendo el ejercicio de la función pública a quienes ejerzan violencia también en lo privado, como es el caso del presidente municipal de Zapotlanejo y del comandante de la policía de Guadalajara, Isaac Guerrero, quien ha sido denunciado por sus parejas en diversos momentos por abuso sexual y violencia física, en 2016, 2017 y 2018, y recientemente su actual pareja cuenta con una orden de protección.

“Lucita te capacita” es un recuerdo de la Guadalajara de antaño, lo que hoy requerimos es política transversal de género en serio. Argentina

 

lupitaramosponce@gmail.com

@lupitaramosp

Comentarios

Acerca del autor

Guadalupe Ramos Ponce

María Guadalupe Ramos Ponce es doctora en Cooperación y Bienestar Social por la Universidad de Oviedo, además de investigadora y académica de la Universidad de Guadalajara. Funge también como coordinadora del Comité de América Latina y El Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer en México (CLADEM) en Jalisco.

Tradoc-Blackstone

Tradoc-Blackstone: Pasión en movimiento

Videocolumnas

Loading...

Después de reunirnos con empresarios y sindicatos de Jalisco, tenemos un importante mensaje que darte sobre los alcances de la emergencia sanitaria. Escúchanos #EnVivo y pasa la voz:

Publicado por Enrique Alfaro Ramírez en Miércoles, 1 de abril de 2020

Tweets Recientes

Hemeroteca

Compartir