El Fondo Monetario Internacional (FMI) respaldó al gobierno de México en su lucha en contra del robo de combustible, que si bien tendrá efectos transitorios sobre la inflación redundará positivamente en las finanzas públicas del país y de Petróleos Mexicanos (Pemex) y sobre todo en la confianza de los inversionistas.

“Claramente ir en contra de un negocio ilegal como el robo de combustible, creemos que es obviamente el objetivo adecuado, el hacerlo con fuerza y de manera decidida es un tema importante porque es de corrupción y estado de derecho y de generar los incentivos correctos a la inversión tanto pública como privada”, afirmó el director de departamento del Hemisferio Occidental del organismo, Alejandro Werner.

Entrevistado por medios de comunicación al término de su participación en el Seminario de Perspectivas Económicas organizado por la asociación de exalumnos del Instituto Tecnológico Autónomo de México, añadió que las acciones en contra del robo del combustible cobra relevancia desde el punto de vista de finanzas públicas porque mejora las finanzas de Pemex y en general del país.

También consideró importante moverse a otro tipo de energéticos para depender menos de los combustibles.

“El tener políticas importantes de diversificación de la matriz de generación de energía, es muy importante”, estableció.

Destacó que todo el esfuerzo con respecto al impulso de las energías renovables es el camino por el que se deben dirigir las economías en el mundo.

Werner reiteró que el FMI todo lo que tenga que ver con el combate a la corrupción y el fortalecimiento al estado de derecho porque abona a favor de la economía y a la confianza de los inversionistas.

 

Foto:  EFE/Francisco Guasco.

Comentarios