Si el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no reconsidera propuestas como la creación de la Guardia Nacional o la construcción del Tren Maya, se podría generar una “situación de choque, desgate y conflicto” con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), advirtió el periodista Luis Hernández Navarro en entrevista para Carmen Aristegui.

El también escritor y experto en temas del EXLN, observó que el discurso de los zapatistas con motivo de su 25 aniversario, tiene dos aspectos: uno relacionado al conjunto de políticas del presidente Andrés Manuel López Obrador que ellos rechazan; y otro, sobre una serie de consideraciones más generales de su gobierno.

Hernández Navarro señaló que el EZLN “se opone a la Guardia Nacional”, igual que lo han hecho diversos grupos de derechos humanos.

“Rechazan el punto final, es decir, esta especie de amnistía anticipada para quienes hayan cometido diversos crímenes, los mismos zapatistas tienen víctimas, el comandante Galeano es una de ellas, no van a dejar de exigir que se haga justicia; el Tren Maya, del cual objetan el nombre porque les parece una ofensa que se utilice el nombre de los antepasados de los pueblos indígenas de la región para un proyecto neodesarrollista, que tiene grandes negocios detrás; y el programa de reforestación, que ellos ubican como continuidad de otras políticas que se han venido implementando”,’explicó Hernández Navarro.

El otro aspecto, apuntó, tiene que ver con la utilización que se le ha dado a la cultura indígena en la ceremonia de entrega del bastón de mando o de la consulta a la Madre Tierra (para construir el tren), “que son vistas como una especie de usurpación de la tradición para legitimar un conjunto de proyectos de corte productivo“.

Desde su punto de vista, los zapatistas no creen cuando el presidente López Obrador afirma que gobernará para pobres y ricos.

“El comandante Moisés dijo claramente que no se puede apoyar al que está explotando y al explotador; tiene que escoger a uno de los dos”.

De acuerdo con el escritor de libros como Chiapas: la guerra y la paz, Chiapas: la nueva lucha india y Chiapas: la rebelión de los pobres, no tiene porqué haber represión ni censura contra los zapatistas por parte del gobierno de López Obrador ya que están ejerciendo su derecho a disentir.

“En el caso de estos proyectos, el gobierno ha incumplido el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajado (OIT), que es ley interna, y que obliga al gobierno a realizar una consulta previa, informada, consensuada a la realización de estos megaproyectos. No sucedió así porque ya se dio el banderazo de salida de ellos.

El escenario que se prevé es de contradicción, choque de ideas, movilización y resistencia”.

Hernández Navarro consideró también que es muy interesante que el subcomandante Moisés, vocero del EZLN, haya sido quien emitiera el mensaje.

“Da tal impresión de que algunos no se enteran y siguen hablando del subcomandante Marcos que ya no existe, quien existe es el subcomandante Galeano, que no habló, que no dirigió la palabra, pero hablan como si él siguiera siendo el vocero y el orquestador de estas iniciativas. Lo único que me muestra esta actitud es un enorme racismo de parte de quienes desconocen, desde afuera, el mando que las comunidades zapatistas le han dado al subcomandante Moisés, un indígena, antiguo jornalero agrícola, compañero del subcomandante Pedro, que murió en el combate de Las Margaritas, en los primeros días del levantamiento armado del EZLN, él es quien habló”, concluyó.

Comentarios