Ciudad de México.-Ernesto Acevedo Fernández, subsecretario de Industria, Comercio y Competitividad de la Secretaría de Economía (SE), dijo que la recesión económica derivada de la emergencia sanitaria por Covid-19 “será inédita, de un tamaño que no la hemos visto en la historia reciente y por tanto los instrumentos para atenderla deben ser diferentes”, por lo que es fundamental que “haya una economía social, austeridad y que primero sean lo pobres”. recesión

Lo anterior lo expresó en la Conferencia Nacional para la Recuperación Económica, organizada por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

“La historia nos dice que las recesiones son largas y profundas con duraciones en el caso de México de hasta 19 meses, con caídas del Producto Interno Bruto (PIB) de 4.0 a 6.0 por ciento, pero en esta ocasión sin duda la magnitud de la recesión será inédita”, apuntó Acevedo Fernández.

En la mesa de análisis “Atención inmediata a la crisis” en la que participaron miembros del gobierno, empresarios, trabajadores y legisladores, señaló que la prioridad del gobierno Federal son los pobres “porque son el segmento de la población que tienen menos instrumentos para defenderse”.

Por lo anterior, el subsecretario señaló que el objetivo del gobierno “debe ser atender lo macroeconómico, la microeconomía, y aquí puede haber espacio para una reforma fiscal más adelante, en donde se proyecten menores tasas impositivas y que eso genere más recaudación en la medida que se cierren espacios para la evasión y elución fiscales”.

Aseguró que para lograrlo deben aprovechar las oportunidades del tratado entre México, Estado Unidos y Canadá (T-MEC).

Gibrán Ramírez, secretario general de la Conferencia Interamericana de Seguridad Social, considera que hay oportunidad para hacer una reforma fiscal en el país con el fin de eliminar la elusión fiscal.

“Es una oportunidad para hacer una reforma fiscal que resprete la proporcionalidad, pero que la misma vez sea contracíclica, replanteando algunas de las tasas impositivas a la baja, pero que actualmente no se cobran eficientemente. El corazón de esta reforma fiscal tendría que ser la eliminación de excepciones y de instrumentos para la elusión fiscal”, expuso.  recesión

A su vez, Mario Delgado, coordinador de los Diputados de Morena reconoció que hay una gran crisis económica “sin predecentes” y que hay un debate alrededor de la intervención del gobierno frente a la incertidumbre que hay actualmente al no tener claridad total sobre el tema de salud ni cuando se reanudarán las actividades.

“México enfrenta la crisis con fortaleza en finanzas públicas, pero aún sin que el gobierno tome un peso de deuda, de todos modos tendrá un deterioro en su deuda porque el producto se está haciendo cada vez más pequeño y habrá una caída de los ingresos públicos, por ello el gobierno ha tomado la decisión de apretarse el cinturón; la austeridad del gobierno es para compensar la caída de sus ingresos sin comprometer las finanzas o comprometer su deuda”.

Sabe que no es suficiente, pero “debe ser la de un respirador artificial para mantener viva la economía del país, para evitar que se destruyan el mayor número de unidades económicas y una economía que la mayor parte es informal”.

Agregó que es consiente de que México no cuenta con los mismos recursos que Estados Unidos o Francia, por lo que la solución debe ser “una ruta sostenible donde el mayor compromiso es sostener a las finanzas”.

Señaló que frente a ello llegó la iniciativa del Ejecutivo para modificar la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria para regular los casos en los que haya una emergencia, como la de estos momentos.

También se estudiará cuándo se declara una emergencia sanitaria, una económica, cuáles son los márgenes de acción, respetando a la Cámara de Diputados y aprobando el presupuesto.

 

Con información de La Silla Rota

Comentarios