Guadalajara, Jalisco.-Al rendir su tercer informe de actividades, Ricardo Suro Esteves, presidente del Supremo Tribunal de Justicia de Jalisco, habló sobre la negativa de jueces y magistrados a la aplicación de pruebas de control y confianza; a la vez, rechazó que se violente su autonomía.

“Todo cambio, y más de esta magnitud, causa incertidumbre e incomodidad, por eso reitero mi respeto a quienes decidieron acudir al juicio de amparo. Pero, por lo que a mí toca, a aquellos que se dijeron agraviados o decepcionados por un servidor, les afirmo contundentemente: no voy a traicionar jamás, a nuestro Poder Judicial, pero eso no implica solapar conductas incorrectas, ni negarnos a evolucionar”, subrayó.

También mencionó que “la unidad no es sinónimo de unanimidad. Hay que decirlo, estoy cierto de que la independencia y autonomía del Poder Judicial no están en riesgo, ni jamás las comprometeré”.

Hasta el momento se han presentado 80 amparos de magistrados, jueces y funcionarios contra la reforma, luego de que el presidente magistrado Suro Esteves decidió no presentar una controversia constitucional.

Con relación al presupuesto que recibirá el Poder Judicial, indicó que Jalisco ocupa el lugar número 18 en la asignación de recursos, a pesar de que los jueces tiene un 40% de más casos que sus homólogos en otros estados, al atender en promedio 722 asuntos.

“El presupuesto nunca mermará, ni mucho menos impedirá, que sigamos haciendo nuestro trabajo de la mejor manera y en beneficio de Jalisco”, refirió.

Ricardo Suro presumió que se existen avances en la impartición de justicia con perspectiva de género, al emitirse desde 2017 a la fecha 18 mil sentencias, y la liberación de ocho mujeres que fueron juzgadas sin la visión de protección a sus derechos.

Adelantó que habrá un sistema de órdenes de aprehensión y cateo en línea que operará en coordinación con la Fiscalía estatal, y se colaborará con el Sistema Estatal Anticorrupción.

Comentarios