Herencia deportiva y enlamada

Publicado el

Cuando arrancamos hace un par de semanas este espacio en Partidero, creímos ingenuamente que el escándalo y mea culpa infantil del exdirector del Code Jalisco; André Marx Miranda sería el último suceso irregular del titular del deporte en el estado en el sexenio que ya concluyó.

Sin embargo, y luego de que una clavadista -Alejandra Orozco- alertara sobre la falta de pago de becas y estímulos económicos, el también atleta Iván García denunció mas irregularidades y trabajo sucio del equipo de Miranda Campos.

A su regreso de una de las fechas de las Serie Mundial de Clavados celebrada en Singapur y de la cual trajo consigo preseas junto a Germán Sánchez, García se encontró con la desagradable sorpresa de ver en el abandono las instalaciones en las que se prepara para sus competencias internacionales.

Aguas enlamadas, plaga de mosquitos, descuido y falta de agua para ducharse, baños con desperfectos, el robo de un jacuzzi de recuperación, y otras tantas incomodidades, fueron parte de la pintura que se observa en el polideportivo Alcalde, sede de entrenamientos de los seleccionados jaliscienses de clavados,- ya que otra de las sedes, el complejo panamericano, vive también una situación así de deplorable-. Esto justo en el cierre de la administración de Miranda Campos.

García convocó a los medios de comunicación para que se pudieran documentar estas irregularidades, entre las cuales figura la falta de compra de insumos de limpieza, el precario estado de los servicios de comedor entre otros.

Ante las quejas, el organismo respondió institucionalmente que el presupuesto se ejerció hasta el pasado 30 de noviembre, por lo que no se podía mantener el buen estado de las piscinas y el resto de las instalaciones a falta de recursos, quizá por el bastante cuestionable formato del calendario de entrega-recepción de las administraciones y dependencias estatales.

Más allá de esta respuesta, las irregularidades se han venido presentando desde meses atrás, y la falta de insumos se ha convertido en el pan de cada día para los deportistas de élite y para los usuarios promedio de las albercas en los polideportivos

La nueva administración. no solo del estado, sino la del Code Jalisco en la persona de Fernando Ortega, deberán de limpiar las cuentas, en las que en principio se van a topar- según ha trascendido- con una deuda cercana a los 95 millones de pesos, sin contar adeudos a trabajadores.

Una vez resuelta esta cuestión, Ortega tendrá que sanear los procesos de operación del organismo y transparentar el ejercicio de los recursos ejercidos en el Code.

Deberán hacerlo con transparencia y sin coerción, pues además de esta denuncia en el cierre final de la administración, Iván García vivió la seducción de parte del gobierno de Nuevo León para marcharse y competir bajo el amparo de esa entidad con la promesa de mejorar sus condiciones.

Finalmente, tras un apretón de manos, a García se le prometió lo mismo en Jalisco, situación que, como vemos, no se cumplió.

En la misma categoria

Otras Noticias