México.-La inflación durante la llamada “cuesta de enero” registró una variación de 4.37% con respecto a la tasa anual, lo que representa un nivel del 0.09%, el más bajo desde diciembre de 2016, cuando fue del 3.36%, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La cifra se mantuvo por debajo de lo previsto por los analistas consultados por Bloomberg, quienes anticiparon un variación en los precios por encima del 4.47%.

La cifra también es menor a lo registrado en diciembre, cuando el porcentaje fue de 4.83%.

El reporte del Instituto reveló también que las mercancías comenzaron el 2019 con una variación de precios del 3.66%, mientras que los servicios registraron un incremento del 3.51% con respecto a enero de 2018.

iniciaron el año con una variación de precios de 3.66 por ciento anual, mientras que los precios de los servicios mostraron un incremento de 3.51 por ciento respecto a enero del año anterior.

En tanto, algunos precios de bienes y servicios que son influenciados por los mercados mundiales registraron un repunte de 6.81%, su nivel más bajo desde marzo del año pasado.

Con respecto al consumo de productos nacionales, el reporte del Inegi reveló que hubo un incremento en el chile serrano (67.23%), la cebolla (29.94%), plátanos (10.2 %) y en pago el suministro de agua (2.22%).

Mientras que productos como el tomate verde, jitomate y servicios de transporte aéreo y servicios de turismo registraron bajas de que fueron del 11.64% al 32.26%.

También se observaron menores precios en el tomate verde (-35.20 por ciento), el transporte aéreo (-32.26 por ciento), el jitomate (-14.87 por ciento) y diversos servicios turísticos en paquete (-11.64 por ciento)

Por entidades federativas, la mayor tasa inflacionaria se concentró en Acapulco, Guerrero, al registrar una variación mensual de 1.55%, mientras que el menor incremento de precios se observó en Tijuana, Baja California, con una disminución de 1.54% en los precios.

Comentarios