18 de junio de 2022.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación a la secretaría de Marina de México, por “la detención arbitraria y desaparición forzada de una persona”, atribuibles a personal naval en Villa Purificación, Jalisco.

La recomendación, bajo el expediente 58VG/2022, fue dirigida al titular de la secretaría de Marina (SEMAR), almirante José Rafael Ojeda Durán, luego de la queja presentada por una persona, quien relató que la madrugada del 15 de diciembre de 2017, personal con uniforme de la Marina, se llevó a la fuerza a su padre de su domicilio.

En su declaración ante la CNDH, relató que mientras su familia dormía, escuchó un ruido muy fuerte y, al acudir a la planta baja de la vivienda para ver qué ocurría, observó a cuatro hombres vestidos con pantalón de mezclilla, playeras de diversos colores y chalecos que decían Marina quienes portaban armas de fuego.

“Acto seguido, dichos agentes sacaron a su papá del lugar y lo subieron a una camioneta propiedad de la familia, sin que hasta la fecha se conozca su paradero”.

En la investigación del caso, la CNDH solicitó información a la SEMAR, dependencia que negó tanto su participación como tener personal desplegado en la zona.

“Sin embargo, diversos testimonios recabados señalaron la presencia de efectivos y vehículos navales con los números tapados afuera del domicilio de la víctima, además de que policías de la Dirección de Seguridad Pública de dicho municipio denunciaron que ese mismo día personal de la Marina los había despojado de su armamento y pertenencias”.

La investigación de la SEMAR constató que SEMAR sí contaba con una base de operaciones en el poblado del Corcovado, aledaño a Villa Purificación “y recabó el testimonio de una persona quien refirió que un elemento de esa corporación le pidió las llaves de su terreno, a partir de lo cual observó que oficiales navales salían por las noches en camionetas pick up grises, algunas con los números tapados”.

Fue hasta finales del 2021 que SEMAR admitió haber contado con bases de operaciones en los municipios de Villa Purificación y Autlán durante el periodo en el que ocurrió la detención arbitraria y desaparición forzada de la víctima.

“Las evidencias recabadas permitieron a esta Comisión acreditar violaciones graves a los derechos humanos a la libertad, integridad y seguridad personal, por lo que solicita al titular de la Secretaría de Marina colaborar en la inscripción de las víctimas indirectas en el Registro Nacional de Víctimas, repararles integralmente el daño causado y otorgarles atención médica y psicológica, así como una compensación justa en términos de ley”.

La CNDH pidió también dar seguimiento a la denuncia administrativa que este Organismo Autónomo presente ante la Unidad de Inspección y Contraloría General de Marina contra los servidores públicos responsables de los hechos, así como colaborar en la integración de la carpeta de investigación iniciada ante la Fiscalía General de la República (FGR).

Comentarios