Select Page

Joao Maleck, a 3 años del accidente que convirtió una boda en velorio

Joao Maleck, a 3 años del accidente que convirtió una boda en velorio

23 de junio de 2022.- Hace exactamente tres años que María Fernanda Peña Álvarez-Ugena y Alejandro Castro acababan de casarse, y precisamente al ir a celebrar su boda, en las primeras horas del domingo 23 de junio de 2019, el auto deportivo que conducía a 360 kilómetros por hora y alcoholizado el jugador de futbol Joao Maleck, en Avenida Tepeyac y Playa de Hornos, en la colonia Nueva Primavera de Zapopan, se impactó por la parte trasera del Aveo blanco de la pareja de recién casados, casi deshaciendo y matándolos al instante.

 

Este jueves, justo cuando se cumplen tres años de aquella trágica mañana y después de haber salido libre el 15 de diciembre de 2020, tras pagar 3 millones de pesos, Joao Maleck, en ese entonces de 20 años y ahora de 23, es anunciado por el equipo de Tepatitlán, como su nuevo refuerzo para el Torneo Apertura 2022 de la Liga de Expansión MX.

 

“Hay historias que no nacieron para contarse, pero sí para escucharlas y aprender de ellas. Hoy hacemos un llamado, para que no olvidemos que una mala decisión nos puede cambiar la vida. ¡Bienvenido a tu nueva casa, Joao Maleck, esta es tu familia alteña!”, así reciben en sus redes sociales al futbolista.

Mientras eso sucede, la familia de Fernanda, quien siempre ha luchado en contra de la sentencia que le otorgaron a Maleck, aseguran que siguen en la lucha para revertirla, por lo que el caso sigue en el Tercer Tribunal Colegiado, donde están a la espera de que se resuelva un amparo y confían en una nueva sentencia de ocho años para Joao Maleck.

 

Anuar Salvador García Gutiérrez, abogado de la familia de Fernanda, insiste en que no están de acuerdo con la pena de tres años y ocho meses que se le dio, y que aun así haya salido libre antes.

 

Un aniversario luctuoso

La tía de Fernanda, Claudia Álvarez-Ugena, que se dice fue como su madre, dio a conocer un emotivo mensaje, donde dijo que, en lugar de un aniversario luctuoso, se deberían celebrar los tres años de su boda con Alejandro.

Calificó a Fer como una mujer sensible, ella nunca conoció a ninguno de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, y, aun así, nunca faltó a ninguna marcha.

“El asesinato de Fer y Ale, así como de los 43 de Ayotizinapa, la guardería ABC y los demás, son crímenes impunes que nadie debería olvidar y callar”.

Dice que Fer aprendió a volar, pendiente de buscar el bien, como “era su mayor anhelo” cuando en vida compartió su alegría que la caracterizaba. “Nadie jamás podrá volver a lastimarla, nunca más, ni a ofenderla, ni a insultarla, ni a hacerla a un lado”.

Asegura que Fernanda no hubiera cesado nunca su voz “si le hubieran asesinado a alguno de sus amigos, maestros o familiares”.

La tía de Fer asegura que le duele haberla enterrado, cuando lo más normal es que los hijos entierren a sus padres.

“Hoy ya no tienes voz ni vida para pronunciarte, pero yo sí, yo continuaré con ese legado, para los más necesitados”.

(Fotos redes sociales)

Comentarios

About The Author

Hemeroteca