Select Page

Joao Maleck: crónica de una impunidad anunciada

Joao Maleck: crónica de una impunidad anunciada

Debate Abierto

Criterios

 

¿Quién está apoyando a Joao Maleck desde la Fiscalía de Jalisco o del gobierno de Enrique Alfaro para allanarle el camino al jugador y éste pueda evadir la acción de la justicia? ¿Quién está tomando decisiones desde diversos niveles de gobierno para eliminar pruebas y con ello eliminar las agravantes que lleven a Maleck a terminar en la cárcel por cometer dos homicidios culposos?

El domingo 23 de junio, aproximadamente a las 9:40 horas, el jugador de futbol conducía a exceso de velocidad por la avenida Tepeyac, en Zapopan, Jalisco, provocando un choque mortal. En el accidente murieron los jóvenes María Fernanda Peña y Alejandro Castro. Desde ese momento la familia enfrentó no sólo la tragedia, sinouna larga lista de omisiones, dilaciones e ineficiencias de diversas dependencias del gobierno de Jalisco. Los familiares de María Fernanda Peña lamentan que no han recibido ninguna llamada de apoyo ni de solidaridad, ni del gobernador de Jalisco ni del presidente municipal de Zapopan.

Momentos después del accidente la actuación de diversas autoridades ha sido omisa y sospechosamente ineficiente. Los familiares han declarado ante diversos medios que momentos después del accidente, personas retiraron botellas de bebidas alcohólicas del auto que conducía el jugador. Además, los paramédicos que llegaron le suministraron suero al jugador, y hasta casi cinco horas después le realizaron las pruebas de alcoholemia y alcoholuria.

Los familiares denuncian también que por la noche llegó una camioneta blanca, sin placas ni logotipos, que retiró una palmera que había sido derribada por el choque, y por la madrugada quitaron el poste que el coche había derribado. Algo totalmente inusual es que por la tarde llegó una barredora automática a limpiar la avenida. Es decir, muchas evidencias fueron borradas. Todas estas acciones requieren la acción de diversas autoridades y alguien desde el gobierno les tuvo que dar la orden para realizar todas esas acciones.

Las pruebas de los peritos dependientes de la Fiscalía de Jalisco determinaron que el vehículo de Maleck iba a no más de 70 setenta kilómetros por hora. Además, la prueba de alcoholemia (examen en sangre) salió negativa y la de alcoholuria (examen en orina) determinó que Maleck tenía 50 miligramos por cada cien mililitros de orina. Es decir, estos resultados le permiten no incurrir en la violación del artículo 63 del Código Penal de Jalisco, ya que para que se considere culpa grave se requiere que la prueba de sangre rebase los 150 miligramos de alcohol en sangre, y que se registren treinta kilómetros de velocidad por encima de la velocidad permitida en la zona.

Sin embargo, el mismo código establece que otras agravantes son que existan escuelas o templos de culto religioso; situación que sí existe, puesto que mucha gente estaba saliendo de misa de las ocho de la mañana en un templo que se encuentra a unos metros del accidente.

Diversos testigos que estaban en la avenida declaran que el coche deportivo de Maleck iba a más de cien kilómetros por hora, además los diversos videos que se han publicado en redes sociales muestran que, efectivamente, el vehículo circulaba a alta velocidad.

Un día después del accidente, lunes 24 de junio, la rueda de prensa ofrecida por el fiscal Gerardo Octavio Solís fue desconcertante: declaró que no podía dar mucha información sobre los peritajes, que todavía no se sabía si el jugador iba alcoholizado ni a exceso de velocidad. Además, justificó que las pruebas se hubieran realizado casi cinco horas después, ¡porque los paramédicos tenían que atender a las víctimas! Es claro que hubo una actuación totalmente irregular del Ministerio Público, no integraron bien el expediente, parece que hubo dolo y una actuación que presume corrupción para ayudar a la defensa del jugador causante de la muerte de dos personas.

El gobernador, Enrique Alfaro, declaró que le solicitó a la Fiscalía “actuar duro en el caso Maleck”, pero esto parece una mera declaración, ya que ahora los familiares se quejan y denuncian ante los medios que ha habido corrupción de las autoridades que han llevado este caso. Ante la falta de pruebas contundentes que presentó el Ministerio Público, el juez que lleva el caso decidió quitar los agravantes a los cargos contra Maleck, y ahora el jugador podría salir de la cárcel.

Los familiares de María Fernanda han sido llevados a una encrucijada: por la mala actuación de las autoridades, y la posibilidad de que el jugador salga libre, ahora están siendo presionados para aceptar un arreglo económico con el jugador y con ello evitar permanecer en la cárcel. Es decir, pagar un homicidio con millones de pesos ¿Cuánto vale la muerte de dos personas? La madre de María Fernanda, quien ha sido muy activa ante los medios, ya declaró que no va aceptar ningún arreglo con el jugador. Lo único que pide es justicia.

Este accidente se está convirtiendo en una piedra en el zapato del gobernador Alfaro, la actuación de su gobierno está siendo vigilada por la población. Ya en redes sociales se percibe el enojo e irritación de la gente por la forma en que actuó la Fiscalía de Jalisco. Si el gobierno falla y Maleck logra salir de la cárcel, este hecho se traducirá en votos en la próxima elección donde compitan los candidatos afines al gobernador de Jalisco.

Comentarios

Acerca del autor

Bernardo Jaén Jiménez

Economista, profesor e investigador del CUCEA, Universidad de Guadalajara.

Quienes Somos

Tradoc-Blackstone

Tradoc-Blackstone: Pasión en movimiento

1

Videocolumnas

Loading...

Tweets Recientes

Hemeroteca

Compartir