Jueces y magistrados federales acusaron que se busca facilitar una “intromisión indebida” en contra del Poder Judicial de la Federación mediante una serie de iniciativas legislativas que se han emprendido para regular sus ingresos.

En un acto de protesta el el magistrado Luis Vega Ramírez expuso que los intentos por condicionar a los juzgadores han sido puestos ante la sociedad como ejercicios modernizadores que en el fondo esconden su verdadera intención que, aseguró, son para vulnerar el Estado de derecho y debilitar el sistema de pesos y contrapesos.

“Se ha querido posicionar un falso discurso de que somos privilegiados y que vivimos del abuso del erario público señalando cantidades excesivas como que percibimos más de 600 mil pesos que no corresponden ni cercanamente a la realidad, para centralizar como foco de atención un mero asunto de salarios. Nada más falso”, dijo.

Tras destacar que no caben los jueces dóciles al servicio de nadie y que lo que se requiere no es el enfrentamiento, Vega Ramírez señaló que el riesgo de mantener campañas de desprestigio contra los juzgadores, es el debilitamiento de la confianza ciudadana no sólo en las instituciones de impartición de justicia.

“El riesgo de mantener campañas de desprestigio contra los juzgadores, haciéndolos pasar por oportunistas que sólo buscan el beneficio personal, es el debilitamiento de la confianza ciudadana en sus propias instituciones. Los juzgadores federales queremos recordar también que desempeñar un cargo de este tipo implica asumir diversos riesgos, que se han hecho cada vez más evidentes por los momentos que vive el país”, expresó el magistrado federal.

La manifestación organizada por la Asociación Nacional de Magistrados de Circuito y de Jueces de Distrito se realizó de forma simultánea a las 8:45 horas en cada edificio sede del Poder Judicial Federal de los estados del país.

Comentarios