Litio, la gran apuesta mexicana

Publicado el

Jorge Meléndez Preciado

22 de abril de 2022.- En un encuentro con diputados, José Jaime Gutiérrez, directivo de la Cámara Minera de México, advirtió que no es necesario ningún mineral, menos el litio que es prácticamente inexistente.

Y advirtió, como es normal en este tipo de sujetos: de tener la concesión únicamente para el gobierno, no habrá inversión privada, ya que sólo los empresarios podemos hacer lo que se necesita para lograr extraer dicho producto, llamado el Oro Blanco, al cual le ha puesto el ojo, Elon Musk, el más grande millonario en la actualidad.

También se burlan de la Ley Minera que fue aprobada ya por las Cámaras de Diputados y de Senadores, en ambas por la fracciones de Morena y con apoyo del Movimiento Ciudadano, que objeto algunos artículos, en Fray Bartolomé (Reforma, 20 de abril) y  el periodista Marco A. Mares (El Economista, mismo día).

No lo ha visto así una empresa de capitales chino e inglés: Bacanora Litihum, que desde hace tiempo obtuvo una concesión en Sonora para explotar dicho mineral. La cual hizo una brecha de varios kilómetros para llegar a donde está el “oro moderno”.

Pero lo más importante es ver el documental: México, litio al descubierto, de la investigadora de la UAM-Xochimilco, Violeta Núñez Rodríguez,  y el conductor de Rompevientos, Ernesto Ledezma. Por el cual ella incluso fue amenazada de muerte.

En el mismo se hace un recorrido por Sonora para darse cuenta que en realidad hay dicho mineral en esa importante entidad y ya se dan los pasos en la explotación, la cual, como en muchos otros productos indispensables para hoy y el futuro no es una cuestión sencilla, pero si indispensable para el avance en todos los órdenes.

En un principio se tenían informes que se encontraba en 116 lugares. Hoy se sabe que es susceptible de explotación en 82 sitios por parte del gobierno mexicano, sobre todo ya que  en la mayoría de ellos se trata de ejidos.

Los estados donde hay más este tipo de producto fundamental para los celulares, automóviles eléctricos, computadoras portátiles y mesas de cocina que se elaboran  con vidrios de cerámica: son Sonora, Puebla, Nuevo León, Oaxaca, Durango y Chihuahua.

En Oaxaca los pobladores zapotecos y mixtecos tienen esas reservas, por lo que Violeta Núñez señala que se necesita aparte de la pasada aprobación minera, reformas a las leyes indígena y agraria para que el proceso sea más rápido y expedito, algo que los legisladores mexicanos ni siquiera han intentado hacer, en lugar de andarse peleando por traiciones a la patria y cosas parecidas.

Además, la investigadora Núñez señaló que se deberá modificar la ley minera para evitar la explotación a cielo abierto y las reservas de agua de las comunidades, tan importantes para evitar las sequías que vivimos. Así pues, el problema es más complejo y vital para la nación.

La estrenada Ley Minera, informan, ya la contemplaban tanto Andrés Manuel como el secretario de Gobernación, Adán Augusto, desde octubre del año pasado.

No hay que olvidar que Enrique Peña Nieto concesionó 159 mil hectáreas de litio (La Jornada, 19 de abril), entre ellas la empresa en  Bacanora.

Por lo que no es una necedad o tontería haber aprobado la ley actual que entre sus explicaciones señala que podrán incluirse otros minerales, algo que espantó, obviamente, al senador morenista y rey del carbón, Armando Guadiana, quien es un contaminador del ambiente sin par.

México está entre los 10 país con mayores reservas de litio, aunque el más importante en la lista sea Australia.

Recientemente, el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, señaló que en ocho municipios hay litio (El Universal, 20 de abril).

La empresa especializada en el litio y otros minerales que serán básicos en los próximos años, Ganfeg Litihum, ha dicho que no importa que el multimencionado polvo este en roca o en arcilla, pues  lo fundamental es descubrirlo, procesarlo y venderlo, pues su demanda crecerá ampliamente en los siguientes años.

Estamos entonces, ante un asunto de la mayor trascendencia, máxime que las empresas energéticas privadas en México continuarán haciendo de las suyas, elevando los precios.

No se olvide que en España, entre noviembre de 2020 y el mismo mes de 2021, subieron sus tarifas en 648 por ciento, y no les ha importado a Iberdrola, Repsol y otras las angustias de sus paisanos.

Cuidado, hay que prepararse para hoy y el futuro y no hacer caso a los empresarios siempre voraces.

jamelendez44@gmail.com

@jamelendez44

En la misma categoria

Otras Noticias