Lo que nos une

Publicado el

Eduardo Jorge Gonz√°lez Y√°√Īez

 

No todo es tan dual como parece, y en realidad pocas cosas lo son. Es mi opini√≥n que en este momento lo que toca es cerrar filas con el presidente y el espl√©ndido equipo de la Secretar√≠a de Salud ‚ÄĒdependencia donde solo 20% de los cargos mayores est√°n personificados por mujeres y 0% por ind√≠genas‚ÄĒ a cargo del manejo de la contingencia sanitaria. No por una cuesti√≥n ideol√≥gica y mucho menos pol√≠tica. La realidad es que con ellos estamos atorados m√≠nimo dos a√Īos m√°s y no hay mucho espacio a d√≥nde hacerse. Y eso si los planes democratizadores de Carlos Salazar Lomel√≠n, a quien la cuarentena orill√≥ a mostrar el cobre, encuentran cabida en alg√ļn lugar adem√°s de su cabeza.

¬ŅPero a qui√©n se le ocurre? No se puede ser m√°s mezquino. Les cerraron la puerta, s√≠, cuarenta a√Īos muy tarde. Y nadie les quita que el plan de reactivaci√≥n econ√≥mica es una osad√≠a salvaje por no incluir lo de siempre; que las arcas p√ļblicas ya no est√°n a su disposici√≥n; que nadie va a contraer deuda para salvarlos; que tienen que pagar una rar√≠sima cosa que se llama impuestos, y lo que gusten y manden, pero es que hasta para no tener verg√ľenza hay que tener gracia, y eso de exigir apoyo en las circunstancias en que estamos no es solo de mal gusto, cae en la mofa. Es insultante. De no creerse: llamar a la polarizaci√≥n pol√≠tica en un pa√≠s desangrado por funcionarios que no han sabido sino llevar agua a su molino y que polarizado est√°.

Uno no puede correr el riesgo de comprarles su historia. Hay veinte mundos de diferencia entre esos due√Īos de tanto dinero y las decenas de millones de pobres que en M√©xico no tienen nada m√°s que su alma y un d√≥lar al d√≠a o un poco menos; y diecinueve mundos entre los due√Īos de todo y la clase media mexicana con sus delirios de grandeza. En los cuentos de terror de los empresarios solo caben ellos. A las y los mexicanos de la banqueta nos une el deseo de justicia y de igualdad; el anhelo de salir de este hoyo y la voluntad de que, para lograrlo, cada uno, en la medida de su capacidad, se quede en su casa.

Y ni para qué aburrirlos hablando del virus, si el doctor Hugo López-Gatell ya lo hace todos los días. La explicación es simple y no hace falta saber mucho más. Ingenuo me podrán llamar algunos pero fielmente creo que no hace falta analizarlo todo. Hay profesionales que nos cuidan y en su profesionalismo hay que confiar. Y cooperar. Por eso en casa nos quedamos y para eso tampoco estamos muy solos.

No cuento los d√≠as del encierro porque no tiene caso. Al final, estamos aqu√≠ y puede uno picarse los ojos o malgastarlos durante interminables horas frente al resplandor de las pantallas de los celulares, que arrojan p√°nico tanto como noticias falsas. Pero en tiempos de reclusi√≥n voluntaria hay m√°s vida que la misma rutina muerta de siempre. Son tiempos de incursionar y descubrir en lo inexplorado: en las cosas que nos vienen dadas y en donde se encuentra un auspicioso refugio. La soledad, la ansiedad y el insomnio no son inevitables. Dijo Nellie Campobello que amar a nuestro pueblo es orientarlo hacia las cosas bellas, hacia el respeto a la vida propia y, claro est√°, a la vida de los dem√°s. En √©poca de cuarentena, tendr√° cada quien que aprender a estar consigo, incluso si tiene compa√Ī√≠a, y encontrar la paz en el silencio de esas cosas bellas.

A m√≠ me resguarda ver buen cine. De ese cine inesperado que nos cuenta algo bueno. Algo nuevo. Leer, leer y leer y cuando me canso, leer para descansar: la generosidad de Angeles Mastretta en El absurdo cotidiano y Puerto libre de la revista Nexos; la inmensidad del acervo de Debate Feminista en sus treinta a√Īos de publicaciones, disponibles todos en el sitio del Centro de Investigaciones y Estudios de G√©nero de la UNAM y a disposici√≥n de quien quiera enterarse; las recetas de gelatina de toronja que comparte nadie menos que Elena Poniatowska en Twitter; las reflexiones quinquenales e imperdibles de Marta Lamas en la revista Proceso; las desventuras de los personajes an√≥nimos del M√©xico de hoy, retratadas impecablemente cada domingo por Cristina Pacheco en Mar de Historias, en La Jornada, desde hace m√°s de treinta a√Īos; y en el mismo diario, las aventuras de quienes s√≠ tienen nombre, expuestas por la inagotable labor period√≠stica de Elena Poniatowska.

Pero también comer bien y hacer ejercicio; encontrar nuevos temas de conversación y agotarlos; enterarme y escribir de lo que pasa; dormir suficiente y levantarme temprano. Limpiar, sacudir y sacar de mis cajones lo que tiene su lugar en el bote de la basura. Y nunca olvidar que si no se va a juntar gente afuera, que tampoco se junten los trastes adentro.

Quedarnos en casa es lo de hoy y ni modo. No oculto que tengo la fortuna de ser una persona joven y que de mi cartera no depende nadie. S√© que mi situaci√≥n es m√°s bien la excepci√≥n a la regla, pero en estos tiempos en que anda suelto un mal ‚ÄĒque ya se ha dicho que si lo llamas, viene‚ÄĒ, urge unirnos para hacer frente a la enfermedad, a la crisis, al p√°nico, a las noticias falsas y al cinismo de los empresarios.

- Advertisement -

En la misma categoria

Ponen en paz a Lemus, termina ofreciendo disculpas

Despu√©s de enfrentar verbalmente a sus compa√Īeros de partido, integrantes del gabinete estatal y...

Firma Alfaro incremento para empleados de UdeG y vuelve atacar

Las agresiones a los directivos que encabezan la Universidad de Guadalajara se mantienen por...

Dan de baja a funcionario presunto acosador en la Academia

  Fue se√Īalado de agredir verbalmente a sus empleados. Cubri√©ndose en que era exmilitar el...

Otras Noticias

Ponen en paz a Lemus, termina ofreciendo disculpas

Despu√©s de enfrentar verbalmente a sus compa√Īeros de partido, integrantes del gabinete estatal y...

Firma Alfaro incremento para empleados de UdeG y vuelve atacar

Las agresiones a los directivos que encabezan la Universidad de Guadalajara se mantienen por...

Dan de baja a funcionario presunto acosador en la Academia

  Fue se√Īalado de agredir verbalmente a sus empleados. Cubri√©ndose en que era exmilitar el...