Ciudad de México.-El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, presentó este miércoles el Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024.

Dicho plan pretende lograr que “las familias de México recuperen la tranquilidad y confianza en las instituciones” y la prioridad “será garantizar la paz y mejorar la vida de cada uno de los mexicanos.”.

Acompañado de su próximo gabiente gubernamental, el tabasqueño presentó el Plan, el cual se regirá bajo ocho ejes:

1. Erradicar la corrupción y reactivar la procuración de justicia. Se eliminarán fueros, paraísos fiscales y se van a monitorear en tiempo real las adquisiciones de Gobierno. Las declaraciones patrimoniales y de impuestos de los funcionarios serán obligatorias.

2. Garantizar empleo, educación y salud a través de programas de desarrollo y bienestar para reducir la pobreza y la marginación.

3. Garantizar el respeto y promoción de derechos humanos. No se permitirá la represión, ni tortura, y se investigarán todas las denuncias de violación a los derechos humanos.

4. Regenerar la ética de la sociedad a través de una constitución moral para mejorar la relación en lo individual y colectivo. Además se promete un gobierno austero honesto, incluyente y respetuoso de las libertades .

5. Reformular el combate a las drogas, y reorientar los recursos para aplicarlos en reinserción y desintoxicación.

7. Recuperación del control de las cárceles y su dignificación, así como planes para la reinserción social. Se incluye la amnistía.

8. Nuevo plan de seguridad pública para lograr la construcción de una cultura de paz de la mano de instituciones y población. Se repensará la seguridad nacional y se reorientará a las fuerzas armadas para fortalecer sus funciones y estrechar lazos con la sociedad

Sobre el punto que plantea la amnistía como combatir la inseguridad, el próximo titular de Seguridad, Alfonso Durazo, expresó la necesidad “considerar y debatir la necesidad de emprender un proceso de pacificación con organizaciones delictivas”.

“La estrategia policial y belicista aplicada (por gobiernos anteriores) no solo alentó la espiral de violencia desde el mismo poder público, sino que instituciones y efectivos de corporaciones de seguridad se convirtieron en protagonistas de esta violencia (…). Bajo la estrategia actual, México ha sido convertido en país de víctimas”, agregó Durazo.

Asimismo, el futuro titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval González, anunció la creación de una Guardia Nacional que ayudará en prevención del delito, preservación de seguridad y combate a la delincuencia.

Esta Guardia estará formada por elementos de las policías militar, naval y militar y comenzará a operar el 1 de diciembre.

Además se convocará a civiles para que se integren y reciban formación y adiestramiento con nuevas prácticas que incluyen la enseñanza de procedimientos policiales, derecho penal, derechos humanos, perspectiva de género, primeros auxilios, protección civil y actualización de la tecnología para mejorar su desempeño. Se planea llegar a un total de 50 mil elementos.

El presidente electo afirmó que habrá coordinaciones a nivel nacional, estatal y regional, con la división de 266 regiones en todo el país. Se sumarán asociaciones civiles organismos ciudadanos para revisar resultados.

Comentarios