Select Page

Mario Rivas Souza: El hombre que siempre dijo la verdad

Mario Rivas Souza: El hombre que siempre dijo la verdad

Mario Rivas Souza, fue el hombre, el médico que siempre dijo la verdad.

Cuando un grupo de sicarios mató al cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, fue quien desmintió al entonces procurador general de la República, Jorge Carpizo, al decir que los balazos en contra del prelado fueron “directísimos a su persona” y a muy corta distancia: Menos de un metro. Incluso, una de las balas le añadió la marca en la barbilla.

Con esas declaraciones, Rivas Souza desmintió la teoría de la confusión y dejó al descubierto la hipótesis de un posible asesinato de Estado.

Entrevistado días después del suceso, afirmó a este reportero que tras dicha afirmación lo obligó el gobierno estatal y federal a callar sus declaraciones y confesó que durante mucho tiempo anduvo con temor por haber dicho la verdad.

A la par de sus méritos y reconocimientos, y tal vez más que eso, su mayor cualidad, tal vez, sea la de haber sido siempre una persona sincera y decir, ante todo, la verdad. Esto a pesar de las diferentes presiones y amenazas.

Por disposiciones del gobierno federal a través del estatal, el 24 de mayo de 1993, cuando dieron muerte al arzobispo tapatío en el Aeropuerto Internacional de  Guadalajara, al mietrado se le perdonó la autopsia, pero él de todas maneras le hizo una auscultación, según me confesó, y añadió que esa revisión fue más que suficiente para conocer detalles importantes de su muerte, particularmente que los tiros fueron directos.

Posteriormente, de acuerdo con una investigación realizada por la revista Proceso sobre el particular, varios testigos afirmaron confidencialmente haber visto cómo los matones llegaron directamente a su vehículo , lo rodearon y, al menos tres hampones le dispararon por el frente y los costados.

El que dio muerte al cardenal, llegó, se parapetó frente a él cuando apenas se paró su carro, abrió a la fuerza la puerta , la sostuvo con el hombre derecho y disparó con su metralleta sobre la humanidad del corpulento arzobispo.

Carpizo había dicho primero que los pistoleros lo confundieron con Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, lo que resultó luego incoherente toda vez que éste es de baja estatura.

También dijo Carpizo que había muerto en un fuego cruzado entre los hermanos Arellano Félix y la gente de ‘El Chapo’.

Todo eso fue desmentido por Rivas Souza en el respectivo momento.

Hoy, a los 95 años de edad, Rivas Souza falleció, luego de haber sido pionero en las Ciencias Forenses, y uno de los médicos más experimentados del país en su área.

(FCR)

Comentarios

About The Author

Felipe Cobián Rosales

Ex jefe de Información de Notisistema y Noticentro. Excorresponsal de Excelsior, La Jornada y Proceso. Fundador de Semanario Diez y Proceso Jalisco.

Hemeroteca