Guadalajara, Jalisco.- Aunque Enrique Alfaro Ramírez, gobernador de Jalisco, reconoció el tema de A Toda Máquina ─programa que benefició con 3 mil 634 millones a un empresario con el que se le vio conviviendo en un partido de baloncesto, en Los Ángeles─ y aseguró que la Contraloría estatal había descartado irregularidades, esto no es cierto, de acuerdo con información obtenida por el diario NTR Guadalajara.

En días pasados, en entrevista con Carlos Loret de Mola (para el medio Latinus), Alfaro Ramírez fue preguntado por su “peor error” al frente del gobierno de Jalisco, a lo que respondió: “haber ido al partido de Los Lakers”.

─Con un empresario al que le acabada de dar un contrato de más de 3 mil millones de pesos─, interrumpió Loret de Mola─. A Toda Máquina

─No fue exactamente así, porque para empezar yo compré mi boleto, fui a ver un partido de basquet, y yo creo que mi error es no entender que cuando estás en esto aún lo que tú crees que es en el ámbito privado en público y tienes que saber cuidarlo─, contestó Alfaro Ramírez.

Aunado a esto, el mandatario estatal rechazó que hubiera habido algún acto de corrupción, y que “en la medida que se ha aclarado el tema también ha quedado de manifiesto que no hubo algún asunto que ocultar en ese aspecto, fue una licitación abierta, un proceso público que ya revisó la Contraloría, que revisó todo mundo”.

“Está resulto por la Contraloría, está resuelto por las autoridades competentes, no hay ningún tema que buscarle”, enfatizó.

No obstante, la citada fuente descubrió que la Contraloría sí encontró “irregularidades en la licitación del programa, consistente en el arrendamiento de maquinaria para 121 municipios del estado. El 21 de agosto de 2019, la contralora estatal, María Teresa Brito Serrano, informó en una entrevista radiofónica que a principios de ese mes se habían remitido expedientes de la investigación al Tribunal de Justicia Administrativa”.

“La funcionaria dijo que como consecuencia de las irregularidades había señalamientos contra dos funcionarios estatales que participaron en la licitación. Uno de ellos es Luis Arturo López Sahagún, persona que llevó el proceso en lugar del secretario de Administración, Esteban Petersen Cortés, y quien a la fecha sigue como responsable de la mayor parte de las compras del gobierno del estado. También se procedió contra la persona que recibió los documentos de las empresas en la licitación.

“Brito Serrano también declaró en esa ocasión que el proceso se seguía contra una de las empresas que participó en la licitación y que no resultó ganadora. Además de Operadora de Servicios Mega, empresa de Romo Romero y a la cual se le adjudicó un contrato de más de 3 mil 634 millones de pesos, participó la empresa Avancap”, expuso NTR Guadalajara.

Por si fuera poco, la investigación sigue en curso, ya que la dependencia a cargo del caso negó al diario “copia del expediente ante una solicitud de información”.

También te recomendamos:

Contralora desmiente a Alfaro, hay faltas graves en A Toda Máquina: Morena Jalisco

Comentarios