Se prevé que este martes se vote en el pleno del Congreso local, la ratificación como fiscal general, de Gerardo Octavio Solís quien se reunió hoy a puerta cerrada con las diferentes fracciones parlamentarias -PRD, PRI, PAN, Partido Verde y del Trabajo-, excepto con la de Morena que fue pública.

La bancada de Morena se pronunció el pasado miércoles en contra de Gerardo Solís, al señalar que cuenta con antecedentes por presuntas violaciones a derechos humanos.

Tras escuchar el diagnóstico en materia de seguridad y la propuesta de trabajo del futuro fiscal, la fracción morenista mantiene su postura de votar en contra de la ratificación de Gerardo Solís.

El coordinador de la fracción de Morena, Bruno Blancas dijo “que seguimos en la misma postura hasta el momento” de no ratificarlo, puesto que “encontramos muchos elementos que establece que su forma de proceder en el pasado no son apropiados para ejercer ese cargo”.

Entre las preguntas que le hicieron los diputados de Morena, al aspirante a la Fiscalía estuvieron la conveniencia de declarar la autonomía de la dependencia, y si participará en las mesas de seguridad convocadas por el delegado estatal para el Desarrollo Integral y Secretario Técnico de la Coordinación Estatal para la Construcción del Paz del gobierno federal, Carlos Lomelí, las cuales fueron desairadas por las autoridades estatales y municipales.

Con relación al primer cuestionamiento, consideró Solís que en este momento es riesgoso decretar la autonomía de la Fiscalía, y que lo ideal sería que se diera hasta exista un “saneamiento” de los procesos y de la institución.

De las mesas de seguridad dijo estar de acuerdo, pero se pronunció por revisar “los métodos” de coordinación. Además, señaló que la coordinación no se da por decreto presidencial, sino por ley.

Durante su plática con la bancada de Morena, Gerardo Solís comentó que Jalisco se encuentra “en el sótano” en tema de investigaciones en el país, por lo que propone una reingeniería de la Fiscalía, la cual contempla más personal y en consecuencia un mayor presupuesto.

Mencionó que la Fiscalía necesita contratar Ministerios Públicos, policías, actuarios, secretarios, facilitadores, y notificadores. Ejemplificó que mientras en Jalisco se tiene una oficina con un ministerio público (MP), en Chihuahua hay cinco.

En ese sentido, en entrevista Bruno Blancas comentó que Solís no logró justificar “la reingeniería”, y parecería que busca “engrosar las filas de la burocracia (…) lo que nosotros planteamos es que con lo que hay, tenemos que eficientar” (sic).

En su plática con los legisladores de Morena, Gerardo Solís explicó que cada año se abren aproximadamente100 mil carpetas de investigación, la cuales no son resueltas. Por ello, pretende clasificar los asuntos en tres niveles de peligrosidad: mínima, intermedia y alta.

Las carpetas con delitos “mínimos”, dijo, se resolverían en un máximo de dos meses, puesto que la solución serían los mecanismos alternos como es la conciliación.

Las carpetas con asuntos de peligrosidad intermedia, Solís daría la orden de que se abra el proceso para realizar una investigación rápida, para llevar ante el Juez de Control al señalado. Y de las altas peligrosidad, solo mencionó que deberán estar “bien sostenidos” los casos para evitar que se libren de la justicia, en especial sujetos pertenecientes a la delincuencia organizada.

Por su parte, el coordinador la fracción de MC, Salvador Caro Cabrera, informó que hay acuerdo entre las bancadas para votar la ratificación del Gerardo Solís mañana martes, aunque dependerá de recibir los resultados de las pruebas de control y confianza.

Solís Gómez invitaría a laborar a la Fiscalía, a Salvador González de los Santos y Rodrigo Lasso, los otros dos perfiles que también concursaron por el cargo.

Comentarios