Guadalajara, Jalisco.-A tres meses que inició la administración del gobernador, Enrique Alfaro Ramírez suman 726 homicidios dolosos, y son pocas las detenciones. “No son las cifras que quisiéramos”, admite el fiscal del estado, Gerardo Octavio Solís Gómez, y promete “trabajar intensamente”.

“Sin tener la cifra exacta podría decirle que más o menos traemos un promedio de efectividad entre el 20 y el 30% (las detenciones son en coadyuvancia con policía municipal y federal), es muy bajo comparado con lo que quisiéramos en la resolución de homicidios. En algunos casos se aclara, pero no tenemos a la persona a la vista, a pesar de las investigaciones para detenerla”, comentó el fiscal.

Del 7 de febrero al 6 de marzo, se contabilizan 242 asesinatos, contra 235 del mes anterior, lo que representa un aumento del 3%. Otro dato es que el 80.2% de los homicidios dolosos se cometieron en el área metropolitana de Guadalajara, el resto al interior del estado.

En el último mes, en el caso de homicidios dolosos, las tasas más altas en incidencia delictiva por cada 100 mil habitantes, se presentan en Guadalajara con 36 casos, le sigue Tonalá con 33, San Pedro Tlaquepaque, 28; Zapopan, 22; Tlajomulco 15; Lagos de Moreno 11; Chapala y El Salto, siete en cada municipio.

En Puerto Vallarta, Cocula, y Zapotlanejo tres homicidios en cada uno, mientras que en Ocotlán y Tepatitlán de Morelos se contabilizan dos por municipio.

Comentarios