Antonio Neri puente grande

 

Guadalajara, Jalisco.-Una situación muy difícil se registra dentro del penal federal de máxima seguridad de Puente Grande por la epidemia de Covid-19.

El pasado miércoles se registró el fallecimiento de un interno identificado como Pizano, por el nuevo coronavirus, siendo el segundo caso en pocos días. Esto luego del deceso de un líder de Los Zetas conocido como Moises Escamilla May, conocido como Gordo May, quien fue detenido en el estado de Campeche.

En este sentido, familiares de internos y abogados señalan que dentro del complejo carcelario al menos el 60% de 600 reos ubicados en un área están contagiados de Covid-19, cuando la cifra oficial es de 77 enfermos, pero las autoridades federales no están haciendo nada para atender el problema ni tampoco están protegiendo al personal que labora en dicha penintenciaria: custodios, intendentes y personal administrativo.

Al solicitar información a la Secretaria de Seguridad federal para que informe sobre la situación en la prision de máxima seguridad simplemente se guardó silencio.

El pasado 11 de mayo, internos del reclusorio promovieron 446 amparos para que se mejoren las condiciones sanitarias del complejo carcelario, se remodelen las instalaciones y para obtener su libertad anticipada por la crisis sanitaria por Covid-19.

De acuerdo con cifras oficiales el sitio tiene una sobrepoblación del 600%, con alrededor de 13 mil 500 internos.

Comentarios