Ciudad de México.-El presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó el feminicidio de la menor Fátima Cecilia, quien con tan sólo siete años fue localizada con huellas de tortura en la Ciudad de México, y aseguró que en el gobierno federal se trabaja para evitar que ocurran más casos como este. Además, culpó al neoliberalismo de la descomposición social.

“Vamos a estar castigando feminicidios y sobre todo evitando que se den estos crímenes de odio. (…) Estoy entregado. Tengo reunión del Gabinete para el Crecimiento Económico cada mes; tengo reunión del Gabinete de Bienestar cada quince días, pero del Gabinete de Seguridad, diario. Todos los días estamos atendiendo esto”, afirmó.

En conferencia de prensa matutina indicó que los feminicidios están relacionados a diferentes factores que no se solucionan únicamente con despliegue de elementos de seguridad pública, cárceles o “mano dura”.

“Tenemos que atender el fondo, que haya bienestar material y bienestar del alma. (…) Yo creo que lo más eficaz es procurar entre todos, y desde luego el gobierno es el principal responsable, de aplicar una política para tener una sociedad mejor”, aseveró.

Sostuvo que la degradación social es causa del neoliberalismo; “es el fruto podrido del egoísmo y de la acumulación de bienes en unas cuantas manos y del abandono de la inmensa mayoría de nuestro pueblo. Tenemos que seguir moralizando, purificando la vida pública”.

“Siempre he dicho que se mide el desempleo, el crecimiento económico, el número de homicidios, pero no se mide el grado de descomposición social que produjo la política neoliberal. Hay una crisis profunda de pérdida de valores en el país. (…) Fue mucha la descomposición que produjo el individualismo, el egoísmo, el predominio de lo material”, comentó.

“Es bueno que todos se expresen con libertad. Yo tengo mi conciencia tranquila para garantizar la paz y la tranquilidad en el país. Que me digan cuándo se había visto que el presidente de México llevara a cabo de lunes a viernes de 6 a 7 de la mañana una reunión del Gabinete de Seguridad para atender el problema de la violencia”, puntualizó.

Por otra parte, en referencia a la manifestación que grupos feministas llevaron a cabo el pasado viernes en la capital del país, y que a manera de protesta grafitearon puertas y paredes de la fachada del Palacio Nacional, el mandatario federal aseguró que se está trabajando en disminuir la violencia, por lo que pidió “con todo respeto, que no nos pinten las puertas, las paredes, que estamos trabajando para que no haya feminicidios, no somos simuladores, no esperen que actuemos como represores, que no nos confundan”.

Comentarios