Select Page

Ni V, ni U, ni L, ni W, tal vez sea K

Ni V, ni U, ni L, ni W, tal vez sea K

La duda no es si vamos a salir del atolladero a consecuencia de la pandemia del coronavirus, sino ¿cómo saldremos y de qué manera recompondremos el camino y la economía? ¿Cómo reconstruiremos lo perdido en este año? k

Las proyecciones económicas que se realizan nos plantean varios escenarios. Uno de ello podría tener forma de V, lo que significa una caída pronunciada con una salida también pronunciada para regresar al punto inicial. Para ello, una pieza clave en el engranaje sería el apoyo de los bancos centrales para fortalecer y ampliar los paquetes económicos de ayuda.

Otro escenario de salida se puede dibujar con la letra U. Lo que significa que podamos recuperar algo de lo perdido, pero a una tasa menor, además de mantenernos con un bajo crecimiento durante más de tiempo.

Otros dos tinglados podrían tener forma de L y W. En el primer caso, tras una caída, la economía se mantendría a un ritmo mucho menor, sin lograr recuperarse. Por su parte, la letra W, dibuja la dinámica de caída y retorno al menos durante cuatro instantes donde entramos y salimos de la crisis.

En estos momentos lo que parece más probable es que tengamos un desenlace representado con la letra K. Esto significa que después de una dura caía se presentan dos salidas en direcciones opuestas, por un lado, la de quienes salen vencedores de la crisis con sus economías fortalecidas, y quienes pierden casi todo. De todos los escenarios posibles es el que genera mayor desigualdad social.

Algunos ganadores podrían ser los servicios bancarios y financieros, las empresas de software, de telecomunicaciones, inmobiliarias, ventas en línea y todas aquellas que ofrecen servicios demandados en esta pandemia. El resto de los sectores batallarán mucho más para recuperar el terreno perdido, algunas industrias como la turística y restaurantera, solo alcanzarán a recomponerse en 50 por ciento.

Peligrosamente los recursos usados en los programas de asistencia para los desempleados y los empleadores por parte de los gobiernos han comenzado a tocar fondo. Además, se ha vuelto una constante que quienes perdieron primero su empleo están siendo los que más tardan en recuperarlos.

La recuperación en forma de K también se puede proyectar sin vemos que el impacto en el mercado laboral no ha sido igual para hombres y mujeres. Muchas mujeres han tenido que abandonar sus empleos (antes de ser despedidas) porque al cerrar las escuelas, muchas tuvieron que hacerse cargo del cuidado de los menores en sus casas.

Muy probablemente en los meses siguientes miles de empresas comenzarán a batallar para cubrir sus gastos, continuarán algunos despidos y reducirán significativamente el pago de impuestos. Algunos gobiernos pondrán en marcha duros programas de austeridad reduciendo considerablemente el gato público. Todo ello generará una reducción significativa en la calidad de vida de millones de habitantes en el planeta, que nos llevará varios años revertir.

No sabemos con certeza cuál será realmente la letra que represente la recuperación económica, pero lo que sí sabemos, es que luego de la pandemia la sociedad global será más desigual y pobre de lo que era a principios de año.

 

@contodoytriques

Comentarios

Acerca del autor

Eduardo González Velázquez

Profesor de Relaciones Internacionales en el Tecnológico de Monterrey, Campus Guadalajara.

Tradoc-Blackstone

Tradoc-Blackstone: Pasión en movimiento

Videocolumnas

Loading...

Tweets Recientes

Hemeroteca

Compartir