Antonio Neri

 

Guadalajara, Jalisco.-Luego de solicitar la libertad anticipada para terminar con su condena, uno de los líderes del extinto Cártel de Guadalajara solicitó un amparo pero este fue negado.

Magistrados del Tercer Circuito del Poder Judicial Federal, con sede en Zapopan, determinaron que Ernesto Fonseca Carrillo, alias Don Neto, no cumplió con uno de los cinco requisitos que es la reparación del daño al no pagar indemnización a familiares del agente de la (DEA) Enrique Camarena Salazar por 20 millones 810 mil pesos, además de 4 mil pesos por gastos funerarios y 400 mil 200 pesos a víctimas indirectas.

La defensa de Don Neto argumentó que esta cantidad no puede ser pagada debido a que cuando se cometió el homicidio, en 1985, eran viejos pesos, pero el magistrado ponente Claudio Pérez Hernández determinó que no es procedente.

Mientras tanto, Ernesto Fonseca, tendrá que seguir al menos cinco años más en confinamiento domiciliario en una residencia ubicada en el Estado de México.

Comentarios