“No me gustó mucho el modito de que se pongan de acuerdo y quieran imponernos sus planes, si ya no es como antes. Antes el poder económico y el poder político se nutrían mutuamente, ahora hay una separación de poder económico y del poder político”.

En su conferencia de prensa matutina, en Palacio Nacional, López Obrador cuestionó que haga ese tipo de negociación y quieran que la Secretaría de Hacienda lo avale.

“¿Cómo que se aprueba un acuerdo y que Hacienda lo avale? ¿Qué estamos aquí de floreros? ¿Qué el presidente se entera de que hay un acuerdo y nada más van a pedirle a Hacienda que lo avale? O cuando dijeron que el gobierno se adhiera a nuestro plan económico. Es mucha la prepotencia”, enfatizó.

“O cuando dijeron que el gobierno se adhiera a nuestro plan económico, como que es mucha la prepotencia: a ver te voy a dictar lo que voy a hacer”.

Pese a esto, López Obrador descartó que se trata de un “pleito” con el empresariado, sino que es “confrontación de ideas”.

Señaló que nadie le ha pedido que aplique un “Fobaproa dos”, es decir, qué el gobierno se endeude para recatar a un grupo.

Ayer, el BID Invest y el Consejo Mexicano de Negocios (CMN) informaron que iniciarán con un programa de créditos para 30 mil micro, pequeñas y medianas empresas.

Y aunque se informó que la Secretaría de Hacienda respaldará estos préstamos por hasta 12 mil millones de dólares para apoyar a las pequeñas cadenas productivas, el mandatario desligó a la Federación de dicho acuerdo y aseguró que no se opondrá a la acción, siempre y cuando “no sea a costillas del erario”.

Incluso, la Secretaría de Economía, en su cuenta de Twitter, hizo el anuncio de la negociación.

Comentarios