Opinión: “Alfarilandia”, Guadalajara ilusionante

Publicado el

Columna invitada

Por Amparo Reyes

23 de diciembre de 2021.- Guadalajara ofrece un ornato monumental alusivo a la Navidad, en el llamado festival “Ilusionante”, que promueve el gobierno de Jalisco, el municipio y comerciantes del Centro Histórico. El corazón de Guadalajara cambia de rostro en favor de los turistas extranjeros y visitantes locales, en lo que algunos lugareños denominan “La Alfarilandia”, en alusión a los gustos del gobernador Enrique Alfaro Ramírez.

Se trata de un festival navideño que se ofrece sin costo alguno en beneficio de los ciudadanos y que obliga a los visitantes a olvidarse de los altos niveles de delincuencia que prevalecen en la capital de Jalisco.

Guadalajara es un verdadero foco rojo en materia de delitos comunes y que ahora aparecen disfrazados por los festejos de la Navidad.  Quienes conocen el centro saben que en la metrópoli prevalece un alto índice de robo de celulares, asaltos a transeúntes, rapiña de autopartes, “baje” de bicicletas en diferentes zonas, tal como ocurre en el centro, en San Juan de Dios, en Obregón, Calzada Independencia, Niños Héroes y 16 de Septiembre, o en las inmediaciones de la vieja central camionera y en las entradas o salidas del Tren Ligero o el Microbús.

A final de cuentas a la hora del paseo y en el ajetreo de la fiesta navideña todo eso sale sobrando, y a pesar del riesgo sanitario por la pandemia del Coronavirus, en Guadalajara la convocatoria es abierta, los asistentes pueden ingresar a una pista de hielo artificial (sin ningún costo), subir a un carrusel que da la impresión de ofrecer un viaje al pasado, a bordo de un caballito o de otras figuras.

Nunca como ahora, diciembre de 2021, lo grandes edificios del centro metropolitano de Guadalajara parecen pequeños ante la perspectiva de las cámaras. El monumental nacimiento colocado en la plaza de la Liberación, frente a la parte posterior de la catedral de Guadalajara, hace que ese histórico edificio y sus dos torres que simulan alcatraces invertidos, se vea chiquito.

Las fotos, el video o la selfi tienen como punto de referencia obligado el quiosco de la Plaza de Armas, un ornato centenario que por estas fechas luce unas hermosas flores artificiales de nochebuena que es el deleite de mujeres y hombres que pierden el tiempo buscando la mejor pose.

En toda oportunidad que tiene el mandatario de Jalisco, presume en sus comunicados la referencia de ese festival navideño y con ello busca bajar el impacto de las notas negativas que corren en los medios de comunicación y en redes sociales contra su gobierno o contra su persona.

Hace unos días a Enrique Alfaro Ramírez lo cita Derechos Humanos por la serie de excesos y los agravios de su parte en contra de los reporteros y periodistas.

Para el gobernador en sus redes sociales pasó desapercibido el primer aniversario del asesinato de su antecesor, Jorge Aristóteles Sandoval, el pasado 18 de diciembre.

A diferencia de ello, no hubo un sólo día que dejara de presumir su fallida consulta popular del Pacto Fiscal y ahora (seguramente hasta que termine el año) no deja de hablar de Ilusionante, un tema que acapara en sus redes sociales.

En la misma categoria

LEMUS, DESBORDADO

Frente a deficientes servicios públicos (recolección de basura, jardines, parques y camellones abandonados; avenidas...

Otras Noticias