De acuerdo con información publicada por la revista ¡Hola!, el matrimonio entre el expresidente priista Enrique Peña Nieto y la actriz de telenovelas, Angélica Rivera, llegó a su fin el pasado diciembre.

Según la publicación fuentes cercanas al matrimonio confirmaron lo que era un rumor desde meses atrás, aunque aún ninguno de los dos implicados ha hecho un pronunciamiento oficial.

El primero en tratar el tema de forma pública fue el periodista Salvador García Soto, quien en su columna en El Universal publicada el pasado 10 de octubre, aseguró que la ruptura de la ex pareja presidencial era un hecho.

Aunado a esto, la semana pasado se publicaron diversas imágenes que mostraban a Peña Nieto en compañía de Tania Ruiz Eichelmann, modelo mexicana, paseando por Madrid, España.

La última vez que Peña Nieto y Rivera fueron vistos en público fue el pasado 11 de enero, cuando ambos acudieron al funeral de Alfredo del Mazo, exgobernador del Estado de México y padre del actual mandatario estatal de ese lugar. Previo a esto sólo se reunieron públicamente para los festejos de la Independencia de México.

Por otra parte, la publicación asegura que el exmandatario federal radica en México y no en España, como se suponía, y que Rivera pasa gran parte del tiempo en Estados Unidos, donde estudia una de sus hijas.

Matrimonio plagado de irregularidades

El matrimonio entre Peña Nieto y la Gaviota─sobrenombre arraigado a raíz de un personaje interpretado en televisión─se realizó entre irregularidades y falsedades, según reveló una investigación periodística en 2016.

De acuerdo con esta información la Arquidiócesis Primada de México, que encabezaba el cardenal Norberto Rivera, arrebató sus potestades religiosas al sacerdote José Luis Salinas, cercano al la farándula de Televisa, quien celebró una misa de acción de gracias en Acapulco para sellar el enlace matrimonial entre Rivera y su anterior marido, el productor de televisión José Alberto Castro. Hecho esto, Rivera contrajo nupcias con el político priista el 27 de noviembre de 2010, en la catedral de Toluca.

“Celebrado el 27 de noviembre de 2010, en la catedral de Toluca, el matrimonio sellaba la inocultable construcción de una candidatura presidencial impulsada desde la televisión”, señala la investigación.

Comentarios