06 de mayo de 2022.- Un grupo de familias de pepenadores, que cumplen ya casi 24 horas plantados afuera de Palacio de Gobierno y que bloquearon la calle Ramón Corona durante la mañana, se mantienen en su manifestación.

Aseguran que se quedarán el tiempo necesario hasta que haya una solución a su petición de reabrir el basurero de Laureles y solucionar el problema de Matatlán que hace unos días, fue clausurado en un 95 por ciento, ante los incumplimientos de Caabsa Eagle, empresa que no ha respetado el que sólo sea planta de transferencia.

La secretaria general del Sindicato de Pepenadores del Estado de Jalisco, Araceli Batres, lamentó que el Gobierno del Estado se “lave las manos” al atribuir a los municipios la decisión, como pasó en Laureles, donde se vieron afectadas cuatro mil personas.

“Con el cierre de hace seis meses en Los Laureles se provocó un problema social muy grave, porque mucha gente se quedó sin su fuente de trabajo. Además de que esto ha provocado complicaciones en el manejo de los residuos en la Zona Metropolitana de Guadalajara”, afirmó.

“Pedimos a los municipios y al Gobierno del estado que se acerquen con nosotros para encontrarle una solución a esto. Se necesita un relleno sanitario donde se depositen los residuos metropolitanos”.

El plantón en la Plaza de Armas se mantendrá, “estaremos aquí el tiempo que sea necesario, y por eso nos estamos organizando para hacer jornadas de 200 pepenadores que se queden en el plantón por la mañana, la tarde y la noche. No nos vamos a levantar, porque hace seis meses tuvimos un voto de confianza con el Gobierno, y éste nunca se cumplió”.

Después de varios cierres que han hecho en las vialidades aledañas a Palacio de Gobierno, en López Cotilla, avenida Juárez y Ramón Corona, se reabrió la circulación porque algunos dirigentes entablaron una mesa de negociación con esa condición.

Las negociaciones que se llevan a cabo son encabezadas por el secretario general de Gobierno, Enrique Ibarra Pedroza.

Comentarios