Tijuana.- Miriam, la migrante hondureña que se volvió viral por rechazar un plato de frijoles, pidió disculpas por su conducta y expuso los motivos que la llevaron a realizar sus declaraciones.

A decir de Miriam su molestia comenzó cuando una persona quiso obligar a comer el alimento a su hija, quien le manifestó estar enferma de la panza.

Ante el rechazo, la persona exclamó “putos hondureños”, palabras que desencadenaron el enojo de Miriam.

Según explicó busca llegar a Estados Unidos para conseguir dinero que pague la operación de su hija, quien es sordomuda, aunque luego tenga que regresar a su país.

“Disculpa, estoy muy agradecida con . Mi familia somos humildes. He recibido bullying por esas palabras. Sólo quiero pagar tratamiento para mi hija sordomuda”, manifestó a Aitor Sáez, corresponsal de DW en Español, mismo que capturó la primera y polémica grabación.

Fragmento de la entrevista que se volvió viral y sostuvo diversas declaraciones de odio en su contra.

 

Comentarios