Guadalajara, Jalisco.- A pesar de los 262 millones de pesos, entre aportaciones del erario e iniciativa privada, que el gobierno de Jalisco, encabezado por el gobernador Enrique Alfaro Ramírez, gestionó para el hospital privado Ángel Leaño para que éste atendiera únicamente a personas con Covid-19, hay un problema: las renovadas instalaciones están subutilizadas.

El monto para el nosocomio se repartió de la siguiente manera: 177 millones de pesos del erario y 85 del empresariado local.

Pese a esto, según información recabada por el diario El Informador, el Ángel Leaño, propiedad de la Universidad Autónoma de Guadalajara, sólo ha dado de alta a 77 pacientes que contrajeron el nuevo coronavirus. Esto desde el pasado 30 de junio, cuando comenzó operaciones.

Actualmente tiene 20 personas internadas.

La cifra contrasta con las 762 personas que, ante la gravedad de la enfermedad, se encuentran internadas en hospitales del sistema de salud estatal.

El Ángel Leaño tiene hasta el momento 265 camas dispoibles, cuando en principio se aseguró que serían 500.

También se anunció una convocatoria para contratar a 178 trabajadores. Sin embargo, a la fecha suman apenas 73 médicos generales y 12 especialistas.

El 13 de junio, cinco días antes de ser inaugurado por Alfaro Ramírez, Partidero advirtió que había una danza de cifras y faltaba claridad en el gasto, así como de una posible subutilización.

En entrevista con esta reportera, el diputado local por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Enrique Velázquez González, dijo que el dinero para el hospital privado es de 150 millones de pesos, aunque al final fueron 177. “Pero, 180 o 150 millones de pesos es mucho dinero, falta información y transparencia”, expresó.

Aunado a esto, el contrato ─en posesión de Partidero─ signado por el gobierno estatal y la administración del hospital privado para la recepción de pacientes Covid-19 fue de sólo cinco meses, que concluirían el próximo 30 de septiembre.

“No obstante lo anterior, después de este plazo la vigencia del mismo podrá ser renovada y/o prorrogada de común acuerdo y por escrito entre “Las Partes” y de conformidad con la normatividad aplicable”, señala.

Previo a su remodelación, el Ángel Leaño había sido cerrado al público y funcionaba sólo como escuela para el alumnado de la UAG, pero ya hay planes de reapertura.

También te recomendamos:

Hospital Ángel Leaño, sin pacientes Covid-19 pese a millones de Alfaro

Comentarios