Pide CEDH agilizar entrega de cuerpos de personas fallecidas

Publicado el

Luego de que un grupo de madres de familia fueran hostigadas por elementos de la Policía del Estado, luego de que se manifestaran en el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Jalisco, hizo un llamado al IJCF para agilizar los trámites y la entrega de cuerpos de personas fallecidas.

Esto después de que el martes 4 de enero, integrantes de un colectivo de familiares de personas desaparecidas mostraron su inconformidad por el incumplimiento de acciones por parte de autoridades de este instituto. Los familiares se sintieron amenazados y hostigados por elementos policiales, hechos por los cuales esta Comisión inició el acta de investigación 008/2022/IV.

La comisión reportó que desde el pasado 28 de diciembre se había acordado con personal del IJCF la disposición de los dictámenes necesarios para continuar con los trámites ante las autoridades ministeriales para la entrega de dos cuerpos a sus familiares, señalándose el día de ayer (lunes) como fecha para hacerlo.

Las madres y familiares de las víctimas, acompañadas del colectivo y de personal de esa defensoría, esperaban que se concretara esta acción. Sin embargo, la CEDHJ verificó que no se contaba con los dictámenes correspondientes, por lo que incluso a las 14:00 horas el titular de esta defensoría, Alfonso Hernández Barrón, sostuvo una reunión de trabajo con el director del IJCF, Gustavo Quezada Esparza, con la finalidad de asegurar que se concretaría la entrega de los cuerpos, girándose instrucciones precisas para que aceleraran los trámites y se cumpliera.

Ante la tardanza en la recepción de los dos cuerpos y luego de ser informadas de que sería hasta el día siguiente, a las 17:15 horas, personas integrantes del colectivo ingresaron al IJCF con el propósito de dialogar y exigir a las autoridades la entrega, lo cual realizaron de forma pacífica; sin embargo, esta acción mereció que se requiriera la presencia de elementos policiales, cuando no había ninguna amenaza, sino una legítima indignación y exigencia para que se cumpliera con el compromiso, por lo que aproximadamente cinco minutos después llegaron patrullas estatales y municipales con elementos armados, lo que causó confusión y preocupación de las personas que se encontraban presentes en el instituto.

En la misma categoria

Otras Noticias