Guadalajara, Jalisco.- Tras presentar el estudio Área de influencia por los contaminantes primarios presentes en el río Santiago y lago de Chapala, la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) propuso a las autoridades estatales y federales “el análisis de una declaración de moratoria para contener el crecimiento del sector industrial en El Salto, Juanacatlán, Poncitlán y Tonalá”. Esto con el fin de limpiar ambos afluentes.

Entre los hallazgos, expuso la defensoría estatal a través de un comunicado, el informe especial destaca cómo el impacto generado por la actividad industrial es superior respecto al resto: el daño territorial tangible por las actividades de transformación es 237% más alto que el provocado por labores agropecuarias (casi cuatro veces), y 30 % mayor que en el caso de las urbanas.

La CEDHJ recordó que el 27 de enero de 2009 emitió la primera recomendación del año “por violación de los derechos humanos a la salud y a un medio ambiente sano y ecológicamente equilibrado, debido a la contaminación del río Santiago”.

También, durante ese año se dirigieron 100 puntos recomendatorios al Ejecutivo estatal; 68 a Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tonalá, Tlajomulco de Zúñiga, El Salto, Juanacatlán, Ixtlahuacán de los Membrillos, Chapala, Poncitlán, Ocotlán, Tototlán, Atotonilco el Alto y Arandas; 13 a la Comisión Estatal del Agua; y 24 al Siapa.

En este tenor, y a pesar de los llamados de la defensoría y otros organismos, la CEDHJ exhortó a la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración del gobierno de la república, que divulgue cuál ha sido la actuación del Estado mexicano al respecto.

El mismo llamado realizó la CEDHJ a las autoridades de Jalisco.

“De conformidad con la investigación para la valoración de los indicadores utilizados en la delimitación técnica, es necesario reconocer la magnitud del impacto industrial y ampliar la perspectiva de que la polución proveniente del sector primario de la economía trasciende a los residuos de actividades como cría y explotación de animales, o de la elaboración de bebidas destiladas de agave que llegan al río” Santiago y al lago de Chapala, puntualizó la CEDHJ.

También te recomendamos:

La contaminación del río Santiago “nos está matando”: afectados

Comentarios