Guadalajara, Jalisco.-Carlos Lomelí Bolaños, Mariana Fernández Ramírez, María Candelaria Ochoa Avalos y Salvador Hernández Navarro, regidores electos del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en Guadalajara, presentaron ante la Secretaría del ayuntamiento la  solicitud de juicio de lesividad, por el probable daño contra los intereses del municipio por la aprobación y emisión del decreto que autoriza modificar el contrato de concesión de recolección de basura con la empresa Caabsa Eagle.

A decir de Lomelí Bolaños la supuesta cancelación del contrato con la empresa recolectara de basura ─que desde la óptica morenista ha fallado a la ciudadanía al proporcionar un servicio poco eficiente y falto de austeridad─, no es asunto que pase por la decisión de Pablo Lemus Navarro, alcalde electo del municipio, sino que requiere la intervención del Cabildo.

“Eso es falso. No es un acuerdo entre el alcalde saliente y el entrante, es necesario que el Cabildo eche para atrás dicho convenio. Así como lo aprobó todo el Cabildo, el mismo órgano lo debe cancelar”, explicó.

“Recolectar residuos sólidos urbanos en Guadalajara se ha convertido en un negocio de particulares y el mal manejo de esta provocó daños al medio ambiente y por tanto a la salud de todos y todas”, agregó.

El juicio interpuesto por Morena buscan revertir la aprobación de la extensión del acuerdo entre el gobierno municipal y Caabsa por 15 años.

Lomelí Bolaños destacó también que se tienen muchas dudas sobre el convenio que la administración municipal avaló en días pasados y que sigue firme pese a las recientes declaraciones. Subrayó que dicho convenio carece de actualidad, luego de que el gobernador canceló el relleno sanitario gracias a la presión social de los habitantes del municipio de Tala.

El contrato avalado comprometería a cinco administraciones municipales con el servicio de recolección de residuos por parte de Caabsa Eagle.

También te recomendamos:

Cierre del vertedero Laureles va en serio: Alfaro

Comentarios