Guadalajara, Jalisco.- Ante la solicitud de la Comisaría de Guadalajara, que pidió a elementos que se encontraban francos tras la epidemia de Covid-19 ─ya fuera por edad o por sufrir alguna enfermedad crónica que potenciara el riesgo de contagio─ regresar a laborar, los mismos pidieron a Ismael del Toro, alcalde de la ciudad, reconsiderar la exigencia.

A decir de los uniformados vulnerables, la vuelta al trabajo se produce en un contexto en que la epidemia va en incremento, e incluso el gobernador Enrique Alfaro Ramírez ha amagado con presionar el botón de emergencia, que frenaría parcialmente las actividades en todo el estado.

A través de un oficio, enviado a Del Toro, la asociación Unidos por la Seguridad Oficial solicitó al primer edil que permita a oficiales en potencial riesgo ante la enfermedad continuar en sus hogares, siempre y cuando presenten la documentación necesaria para acreditar sus padecimientos.

Recordó también que la Alerta Sanitaria por Causas de Fuerza Mayor, emitida por el gobierno federal al comienzo de la epidemia, continúa activa y en ésta se establecen “acciones extraordinarias”, entre las que destacan el permiso de ausencia a funcionarios públicos que padezcan una o más comorbilidades, a mujeres embarazadas y mayores de 60 años.

“Solicitamos sigan en resguardo domiciliario las y los compañeros (en riesgo)… ya que como es de conocimiento general se han incrementado las posibilidades de contagio y enfermedad”, se lee en el oficio.

La propuesta es que el beneficio para los uniformados se mantenga al menos hasta el próximo mes de noviembre, cuando deberían evaluarse las condiciones para el regreso a la Comisaría.

Diversos regidores de oposición respaldaron a los policías.

Al cierre de esta nota, la Secretaría de Salud Jalisco contabilizaba 76 mil 795 contagios del nuevo coronavirus acumulados, además de 3 mil 512 defunciones.

Comentarios