Select Page

Preguntas y más

Preguntas y más

Mediante el cada vez más socorrido sistema –tal vez manía– de adjudicar directamente y, por ende, sin transparencia, y ocurre casi a nivel local y federal, el gobierno de Jalisco erogó recientemente, y para cuestiones que yo no entiendo, cerca de 15 millones de pesos que fueron a dar a tres calificadoras financieras extranjeras: Fich and Rating’s, Moody’s Corporation y HRRating’s. Cada una recibió, respectivamente, 6 millones 345 mil; 4 millones 368 mil y 3 millones 903 mil pesos. ¿Para qué ese gasto que parece inútil? preguntas

**

En un desplante que me parece más político que técnico, el pasado martes Enrique Alfaro Ramírez informó, a través de sus redes sociales, la incorporación a su equipo contra Covid-19 del exrector de la UNAM y exsecretario de Salud, José Narro, fracasado candidato a la presidencia del PRI y enemigo declarado de Hugo López Gatell, vocero nacional contra la pandemia; a la directora de la revista Siempre! Beatriz Pagés, priista de corazón, y a varios médicos y otras personas de distintas instituciones.

La pregunta es: ¿el crédito de más de 6 mil millones de pesos da para pagar a estos y muchos más consejeros? ¿Ya no le están funcionando sus consejeros estatales ni su famoso “radar”?

**

Después de haber metido las cuatro, y de a feo, por aquello de que las manifestaciones en su contra salieron desde los sótanos del poder, ¿para qué le busca la cara el gobernador jalisciense al presidente Andrés Manuel López Obrador sin que éste quiera darle la cara? Ayer en la mañanera AMLO, cuyo pecho “no es bodega”, dijo abiertamente desde Puebla que no tenía intenciones de hablar, por lo pronto, con Alfaro “por haber faltado el respeto a la figura presidencial”. Y repitió que entre él y el mandatario estatal hay diferencias ideológicas. ¿Más claro?

**

Después de todo, entre las escasas buenas noticias que hemos tenido en Jalisco destaca el rescate de ocho personas que habían sido secuestradas en Chapala y zonas circundantes, y la consecuente detención de tres posibles implicados, supuestamente miembros del crimen organizado. Esto merece un aplauso, hay que reconocerlo. Empero, ¿por qué los responsables de la seguridad y persecución de malhechores actúan sólo cuando el escándalo es mayúsculo y hay presión social? ¿Por qué no actúan por oficio, sin consigna, con la misma eficiencia cuando hay tantos y tan graves delitos impunes, entre ellos asaltos, ejecuciones y las desapariciones que suman cientos y cientos? Lo menos que queremos los gobernador es que este sea el principio de un mejor actuar y no una llamarada de petate. Menos deseamos una salida política obligada por las circunstancias. ¿Nos volverán a defraudar?

**

En semanas pasadas han tenido lugar, en Guadalajara y distintas ciudades del país, varias “automanifestaciones” ─por aquello del auto para recorrer las avenidas sin despeinarse─ en contra de AMLO exigiendo su salida, su renuncia. Lo que parece ignoran estos marchistas modernos y poco o nada acostumbrados a gastar suela, es que resultado de toda una vida de andar en activa campaña permanente, Andrés Manuel se las sabe de todas, todas.

Además de saberse comunicar muy bien con sus fanáticos, y en especial con las masas, informadas o desinformadas, que es lo que más le importa porque le representan muchos votos, AMLO es, por excelencia, un provocador. Al fin tropical, sabe, como el zancudo, dónde picar, y picar cresta. Sabe meter aguja para sacar hebra, así se equivoque. No le importa. Como el ya famoso invento de la BOA (Bloque Opositor Amplio). Ay de aquellos que hayan caído en el juego que él quiere jugar. Mejor que lo piensen hasta tres veces.

Así pues, quienes quieren minarlo, más bien lo fortalecen con sus andanzas, campañas, declaraciones y cadenas en redes. ¿No ven cómo está todos los días y en todas partes, a toda hora, fijando agenda, generando noticia, así sea con decálogos de fin de semana que a nada llevan, o sus proclamas por abandonar el distanciamiento social, “recobrar la libertad”, luego de semanas de encierro. Pica aquí y pica allá sin descanso, desde que amanece hasta que oscurece. Machaca contra conservadores, fifís, adversarios. Lo mismo se queja contra uno que contra otro medio de comunicación “tradicional”, o contra todos, y ensalza a las “benditas redes sociales”, muchas de ellas incondicionales a sus designios. Así es Andrés Manuel. Desea ganar las elecciones del próximo año, las del 24 y las que se puedan, para él y su partido. Al fin descendiente del priismo, su formador.

**

En otro orden de ideas, el sólo anuncio de la llegada del devastador Covid-19 o SARS-CoV-2-, en el que a estas alturas todavía hay mucha gente que no cree, nos puso a temblar a muchos y nos desnudó a todos como país. Primero fueron las autoridades que nos repitieron, hasta el cansancio, que estaban preparadas y no había tal. Se carecía de lo indispensable: hospitales equipados con salas especiales y ventiladores, por lo que se reconvirtieron varios a última hora. Es más, no había siquiera ropas especiales, guantes, lentes, mascarillas quirúrgicas ni cubrebocas para médicos y enfermeras. De ahí que hayan surgido tantas protestas y los infectados, aun entre el personal de Salubridad, se cuenten por miles; los muertos de estos servidores llegaban la víspera de esta publicación a cerca de 500 en el país, de un total ya de más de 19 mil decesos.

Recordemos también que en clínicas y hospitales del sector público, incluidos IMSS, Salud e ISSSTE, no había siquiera personal médico suficiente y trajeron 580 de Cuba. Situación que también ha ocasionado protestas, porque –dicen—sin estar bien preparados ganan mejor y trabajan mucho menos que los mexicanos.

No es todo: la pandemia deja al descubierto que somos un país dependiente de las importaciones de todos aquellos insumos y mucho más. Lo peor es que, habiendo surgido la creatividad nacional para fabricar respiradoras y se busque en laboratorios universitarios encontrar medicamentos y aun vacuna, existe poco o nulo apoyo oficial. No se avanza ni en patentes por burocratismo e intereses ocultos.

“¿Qué nos pasa?”, se preguntaría fallecido Héctor Suárez.

Comentarios

Acerca del autor

Felipe Cobián Rosales

Ex jefe de Información de Notisistema y Noticentro. Excorresponsal de Excelsior, La Jornada y Proceso. Fundador de Semanario Diez y Proceso Jalisco.

Tradoc-Blackstone

Tradoc-Blackstone: Pasión en movimiento

Videocolumnas

Loading...
COVID-19 | Fase cero, estamos a prueba

Estamos frente a dos momentos críticos: el aumento de contagios y muertes por #COVID19 y una crisis económica que es insostenible. Escucha los 14 minutos de este mensaje y compártelo. Daremos un paso necesario pero riesgoso y Jalisco te necesita. Estamos a prueba, todas y todos:

Publicado por Enrique Alfaro Ramírez en Sábado, 30 de mayo de 2020

Tweets Recientes

Hemeroteca

Compartir