Select Page

Preocupantes, los desencuentros de Alfaro con la prensa: Amedi

Preocupantes, los desencuentros de Alfaro con la prensa: Amedi

Guadalajara, Jalisco.-Integrantes de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi), capítulo Jalisco, analizan con preocupación los desencuentros entre periodistas y medios de comunicación con el gobernador de la entidad, Enrique Alfaro Ramírez.

Rosalía Orozco, presidenta del organismo, informa que desde Amedi ven de una manera desafortunada que el mandatario estatal “tenga esa especie de intolerancia a la crítica, que no esté abierto al escrutinio público”.

rosalía murillo amedi enrique alfaro

Rosalía Orozco M. Foto: Especial.

Agrega que “al gobernador no le gusta que le hagan preguntas específicas sobre acciones o proyectos que está impulsando; es poco tolerante, de repente tiene reacciones autoritarias”.

La investigadora señala que quienes se dedican al periodismo serio siempre tendrán varias preguntas sobre temas o acciones que el mandatario lleva a cabo. “Los periodistas sólo están haciendo su trabajo y está muy mal que el gobernador los califique o estigmatice, como lo ha venido haciendo”, lamenta.

–El gobernador ha mencionado que no busca el aplauso fácil.

–De hecho, ni un funcionario debería esperar aplausos. Lo más grave es que Alfaro, durante su campaña, ofreció mucha apertura, aunque también tuvo reacciones negativas ante los medios mucho antes de llegar a la gubernatura.

Para Rosalía Orozco, Alfaro Ramírez maneja un doble discurso. Durante la campaña electoral pasada y posterior a la misma, manifestó “en su cuenta de twitter y en sus discursos públicos que es abierto y que es un gobernador cercano a la ciudadanía, y pues resulta que no le gusta que le pregunten”.

 

Las consecuencias

En primer término, dice, el mandatario estatal está creando una imagen de “gobernador intolerante, cerrado”, sin apertura al escrutinio y a los cuestionamientos de los representantes de los medios de comunicación y de la sociedad civil, “porque también a la sociedad la ha descalificado”, señala.

En segundo, la sociedad pierde la oportunidad de acceder a información directa recabada de primera mano por las y los periodistas.

Las preguntas de los comunicadores son de interés público, asegura Rosalía Orozco, “y lo que esperamos son respuestas”.

“Esa conducta del gobernador impide el debate plural, cívico; la sociedad y las organizaciones no gubernamentales (ONG) empezamos a concluir que no hay manera de dialogar con el gobernador, y eso es muy grave. ¿Cómo es posible que el gobernador fabrique un muro de intolerancia para no dialogar con ciudadanos, ong y periodistas? Cuando tenemos gobernadores así, pues lo que tenemos es un retroceso de muchos años”, asegura.

Si me permite la frase, ¿los representantes de los medios de comunicación “deberíamos crecer ante el castigo”? Es decir, a no dejar de preguntar, a no faltar a las conferencias de prensa a no soltar el periodismo de investigación.

–Esa debería ser la respuesta contundente de periodistas y de los medios serios, de no autocensurarse a cambio de publicidad, o publicar portadas a modo o gustos del gobierno en turno. Los periodistas y medios serios deben continuar con la crítica, con la investigación; con el seguimiento puntual de los temas, e indagar más sobre los hechos. A final de cuentas el gobernador no es la única fuente. Sí lleva la batuta, pero no es el único actor que puede dar información, a pesar de que está obligado a darla.

La representante de Amedi Jalisco señala que lo importante es que el mandatario no caiga en descalificaciones, que no estigmatice a los periodistas, y menos a los que defienden el interés público. “Quizá los periodistas tendrían que hacer preguntas más directas, más específicas, y si es necesario dar contexto, para que no dejen salir al gobernador sin contestar”.

¿Mala asesoría?

Desde hace varios trienios empresas como Indatcom, Eu Zen y La Covacha han manejado la imagen de aspirantes a algún puestos de elección popular por el partido Movimiento Ciudadano (MC). De hecho, han tenido adjudicaciones directas; por ejemplo, cuando Enrique Alfaro encabezó el ayuntamiento de Guadalajara les otorgó 9.4 millones de pesos a cambio de “comunicación estratégica”. Además, el gobernador maneja sus propios mensajes a través de sus cuentas personales en redes sociales.

–¿No cree que la actuación del mandatario estatal sea deliberada y que a final de cuentas no necesite de los medios ni de los periodistas?

–Pudiera ser una hipótesis, porque en realidad no sabemos qué hay atrás; lo que sí sabemos es que el gobernador trabaja con agencias y asesores externos para el manejo de medios. Pero también el gobernador tiene un carácter bastante fuerte. A mí se me haría extraño que los asesores le dijeran que responda de esa manera, porque en definitiva no le conviene; porque crea una personalidad de intolerante y eso a cualquier político no le conviene. Más bien creería que no hace caso a las recomendaciones o no lo están asesorando. Porque si lo que quieren es que se haga famoso a nivel nacional y no importa el cómo, pues lo que están proyectando es la imagen de un hombre reacio, reaccionario, intolerante.

 

Algunos desencuentros

* Como presidente municipal de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, en junio de 2017, llamó “basura” a los medios impresos de Mural, NTR y La Crónica.

* “Son mamadas y hay que tener cuidado”, le dijo a Ricardo Balderas, del extinto semanario Proceso Jalisco, luego de una publicación sobre las empresas consentidas del mandatario.

* También en 2017, como candidato a la gubernatura de Jalisco, expresó de manera intimidatoria en vivo a los conductores Jorge Octavio Navarro y Mario Muñoz durante el programa “Forma y Fondo”: “Traigo una carpetota”.

* El 1 de febrero de 2019 dijo: “Con todo respeto a esas personas (inconformes) y a tu medio (NTR), no les voy a contestar más por mentirosos”, en respuesta a reportera de ese diario y que consignó en twitter Claudia Manuela Pérez, de Notisistema.

* Días después, ante la pregunta de Elsa Martha Gutiérrez, de Milenio, sobre acusaciones acerca de la operación del programa “Jalisco Respira”, Alfaro Ramírez manifestó que “aquí hay un gobernador serio; puedo no ser de la simpatía de todos, pero ya no voy a contestar estupideces como esa”.

* El 12 de febrero, el gobernador se molestó cuando Claudia Manuela Pérez le preguntó acerca de la percepción ciudadana sobre inseguridad pública: “Sabemos del problema de la percepción, tenemos que construir una ruta distinta, pero imagínense si ustedes como medios de comunicación en lugar de hablar sobre las cifras que estamos presentando nos empiezan a decir que todo está mal…”

 

Comentarios

About The Author

Josefina Real

Josefina Real. 27 años de experiencia ejerciendo periodismo en radio, televisión, agencias y prensa escrita.

Hemeroteca