Albert Bourla, consejero delegado de Pfizer, adelantó que probablemente sea necesaria la aplicación de tres dosis de la vacuna desarrollada contra el SARS-CoV-2 para inocular a la población y mitigar el efecto de las nuevas variantes, que han disparado los contagios en diversas regiones del mundo.

Durante una entrevista para la cadena farmaceútica CVS grabada a inicios de abril, pero emitida apenas ayer (jueves), Bourla explicó que la tercera dosis, la menos del biológico desarrollado por Pfizer, habría de colocarse con una separación de alrededor de 12 meses después de la última aplicación. Adicionalmente, como sucede con el virus de la influenza, habría de aplicarse una vacuna anual con el fin de prevenir rebrotes.

“Probablemente sea necesaria en algún punto entre los seis y los 12 meses (después de la segunda). Y, a partir de ahí, habrá una vacunación anual, pero todo esto tendrá que confirmarse”, manifestó.

Bourla dijo que el escenario puede cambiar dependiendo de la capacidad de los medicamentos para resistir a las nuevas variantes. Los científicos temen que las nuevas mutaciones del coronavirus sean resistentes a las inmunizaciones.

La vacuna de Pfizer tiene una eficacia del 92% para prevenir los casos más graves de contagio por coronavirus, según uno de los mayores estudios realizados hasta la fecha: el del instituto de investigación de la mutua sanitaria Clalit, la mayor del sistema de salud israelí.

La compañía vacunó a la mitad de sus 1.2 millones de afiliados y constató la eficacia de la protección entre los 600 mil inmunizados en comparación con la otra mitad no vacunada del grupo de control.

David Kessler, el encargado de la gestión de la crisis sanitaria para el gobierno de Joe Biden, en Estados Unidos, también advirtió que sus ciudadanos deberían prepararse para la posibilidad de la tercera dosis. “En este momento no lo sabemos todo… Estamos estudiando la duración de la respuesta de los anticuerpos”, dijo el especialista.

A nivel nacional, México ha recibido hasta hoy 18 millones 216 mil vacunas, de las cuales la mayoría, 7 millones 787 mil, son desarrolladas por Pfizer.

Así como Pfizer, la mayoría de tratamientos contra el nuevo coronavirus constan de una doble aplicación de dosis, a excepción del que CanSino creó en China, que sólo requiere una vacuna.

También te recomendamos:

Llegan a México 987 mil 500 vacunas más contra el SARS-CoV-2

Comentarios